En el marco del proyecto “Incorporación de herramientas de sustentabilidad a la labor asociativa de INDUPAN A.G”, que se desarrolla con el respaldo de Sercotec, nuestra asociación inició una serie de talleres que buscan promover entre los socios un quehacer industrial con más armonía y respeto por el medioambiente y el entorno. La relatora de ellos es María Paz Palominos, ingeniero ambiental.


El primer taller se refirió al manejo y control de la generación de residuos. Se concretó el jueves 26 de agosto y asistieron una veintena de representantes de empresas y de la asociación gremial.


En lo medular, la consultora explicó que los residuos sólidos no peligroso o asimilables a domésticos, conocidos comúnmente como basura, desecho o residuo, están compuestos principalmente por residuos orgánicos (en el caso de las panaderías, pueden ser excedentes de materias primas, harina, levadura, entre otros), envases y embalajes como cartón, papel, madera y, en general, por materiales inorgánicos como vidrio, plástico y metales.


Estos residuos provienen generalmente de actividades de establecimientos comerciales, así como de residuos industriales derivados de sus procesos. “La gestión integral de los residuos sólidos, como enfoque global, busca transformar la cultura actual de eliminación de los desechos a una que evite la generación de los residuos mediante prácticas de producción y consumo que sean sostenibles. Así, el primer propósito de la gestión integral de los residuos, es evitar la generación y, si no es posible evitarla, se debe procurar la minimización utilizando el concepto de las 3R´s (reducir, reutilizar, reciclar). Si ésta minimización no es posible, entonces se debe plantear el tratamiento, y sólo cuando el tratamiento no sea factible, se debe pensar en la disposición final”.


Explicó también que la gestión de los residuos sólidos presenta complejidades, debido a que sus dimensiones cruzan todos los ámbitos del desarrollo; es decir, primeramente se requiere la responsabilidad compartida y la participación conjunta de todos los generadores, productores, importadores, distribuidores, consumidores y gestores, tanto públicos como privados. “Por lo tanto, a los generadores, en este caso los del rubro panadero asociados a INDUPAN, les correspondería contar con un plan de manejo de residuos, entendiendo como primer paso el desarrollo de un protocolo para la gestión de los mismos, de modo de garantizar que se les dé un tratamiento apropiado”.


Enfatizó que reducir la generación de residuos sólidos es un objetivo posible. “Es cada vez más evidente la necesidad de avanzar en esta dirección, mediante instrumentos que impulsen conductas ambientalmente sustentables y transfieran capacidades preventivas. Por lo tanto, es ahora cuando hay que hacer el cambio y pasar del manejo tradicional de la basura, hacia una verdadera gestión integral de los residuos para el desarrollo de ciudades verdaderamente sostenibles”.


PROTOCOLO

Para apoyarnos en esa tarea, presentó los elementos básicos para confeccionar un protocolo de gestión de los residuos, entregando conceptos e instrucciones a incorporar por las panaderías, según su realidad comercial y su factibilidad técnico-económica, con la finalidad de que sean capaces de implementar un sistema de gestión de residuos acorde a sus necesidades.


Tras comentar los conceptos más utilizados, la ingeniera ambiental detalló los contenidos y pasos principales que debe abordar el protocolo de gestión de residuos para que cada panadería pueda crear uno según sus características.


En lo medular, precisó que el protocolo debe considerar cada una de las etapas de la gestión de residuos, tales como la identificación, caracterización, almacenamiento, gestores de residuos y disposición final, además de las normativas asociadas a la generación de estos.


GESTOR

Uno de los aspectos que captó el interés de los asistentes, fue el relativo los gestores de residuos. Al respecto, María Paz Palominos mencionó que “elegir trabajar con un gestor de residuos, no sólo es beneficioso para una empresa, sino que también lo es para el medio ambiente y para la sociedad en general. Éste debe ser considerado como un aliado estratégico para la reputación de una compañía. Es una inversión que puede ser muy beneficiosa tanto para su imagen como por su impacto económico. No hay que olvidar que a él se confía la manipulación y el tratamiento de un material que tiene un impacto muy negativo en el medio ambiente y en la salud de las personas. Por ello es importante que sea un gestor de residuos autorizado, que garantice la responsabilidad sobre los residuos, en relación a buscar la mejor alternativa de gestión que incorpore opciones de valorización o reciclaje, generando sinergias de mercado”.


“Otro aspecto relevante a la hora de elegir un gestor de residuos, es comprobar qué servicios ofrece. Según la cantidad y tipos de residuos producidos será la alternativa de gestión que debe realizar. La ventaja de utilizar a uno autorizado, es que él cuenta con todas las herramientas y alternativas de gestión, dado al trato directo que opera con valorizadoras o recicladoras de residuos, encontrando las mejores alternativas y generando economía de mercado al gestionar un alto volumen”.


Tras el taller, la consultora envío una serie de guías y documentos para apoyar a los asistentes en la concreción de trabajos directos en esta materia.

1 visualización0 comentarios