El 11 de abril de 2021 fue publicada la Ley de Migración No. 21.325 en el Diario Oficial, estableciendo nuevas herramientas que puedan garantizar un proceso seguro, ordenado y regular para quienes vengan a vivir a Chile, junto con implementar modificaciones en el área laboral, entregando mayor flexibilidad a los extranjeros a la hora de encontrar trabajo en nuestro país.


Hoy son casi 1.600.000 los extranjeros que viven en Chile y pese a que en abril pasado fue publicada la Ley de Migración No. 21.325, la misma aún no ha entrado en vigencia. Esto pasa porque se debe dictar un reglamento por el cual la normativa se dirige, el que ya se encuentra listo y para toma de razón en la Contraloría General de la República. Hasta el momento, uno de los cambios más importantes y esperados por los ciudadanos migrantes, tiene que ver con la contratación laboral.


Con el fin de que la nueva normativa sea entendida en su totalidad y que cada extranjero que llegue a nuestro país cuente con la información correcta a la hora de buscar trabajo, María Soledad Torres, especialista en temas migratorios y directora del estudio de abogados Legal Global Chile (https://legalglobal.cl/), explica seis puntos claves de la ley que comenzará a regir en el corto plazo.


En primer lugar, cuando una empresa quiera traer a un trabajador por un periodo menor de 90 días, va a poder pedir una Visa Transitoria, ex Visa de Turismo, tanto dentro como fuera de Chile. Con respecto al pago se dictará una resolución que fije los costos del citado permiso; por lo tanto, será una herramienta que se podrá usar cuando las organizaciones quieran traer a personas para trabajar de manera temporal.


Segundo: La Visa Sujeta a Contrato de Trabajo, que sólo permitía trabajar con el empleador que entregó dicho documento, será eliminada y únicamente habrá una subcategoría de Visa Temporal, que permitirá que la persona pueda trabajar con cualquier empresa o bien de manera independiente, pero cumpliendo con los requisitos que se señalen en el reglamento para tal efecto. También se establece una nueva categoría, la cual se trata de una Visa para Trabajadores Temporarios, ya que antes ellos se veían afectados porque trabajaban de manera irregular, especialmente en la temporada de recolección.


En tercer término, hoy se demora entre 5 a 6 meses el permiso para poder trabajar de manera regular; entonces, los trabajadores se encuentran durante esa cantidad de tiempo sin poder hacerlo y por necesidad se someten a empleos en condiciones adversas, a la espera de recibir dicho documento. Ahora, apenas soliciten su Visa, van a tener un permiso de trabajo mientras se tramitan los papeles.


Cuarto: Con la normativa antigua las personas dependientes; es decir, cónyuges o hijos, no podían trabajar, pero con la nueva ley sí lo podrán hacer, lo cual ayuda a las familias a tener ingresos adicionales.


Quinto: Cuando los empleadores contratan a trabajadores sin permiso, actualmente ambos son castigados. La nueva ley establece que, si el trabajador lo denuncia, será sólo el empleador quien va a ser castigado si cuenta con trabajadores que se encuentren de manera irregular. Y las multas dependerán del tamaño de la empresa y de si es reincidente o no.


Por último, con relación a las cotizaciones, cuando los trabajadores extranjeros querían hacerlo, debían esperar el permiso e incorporarse a la AFP, la cual les otorgaba un número identificatorio de cotizaciones. Esto va a desaparecer, ya que cuando un extranjero sin Rut quiera trabajar, va a pedir al Registro Civil un número que le permite pagar cotizaciones, inscribirse en los consultorios, etc. Esto, para que no existan números diferentes mientras se tramita la Visa.


Para Nicolás Hanckes, socio de HCMFront (https://home.hcmfront.com/?hsLang=es-cl), plataforma que integra todos los procesos asociados al área de recursos humanos, lo correcto es que ante este tipo de casos, las empresas puedan contar con asesoría experta. “Esto, con el fin de alertarlos sobre los cambios que van apareciendo, de modo que los empleadores se hagan responsables de contar con los permisos correspondientes y de que la información del proceso de regularización esté registrada para tener una correcta trazabilidad”.


Según Legal Global, si una persona migrante desea cambiar su estatus migratorio, lo podrá realizar mientras la antigua ley se encuentre en vigencia, pero cuando salga la nueva normativa, esto ya no será posible.


*Legal Global (https://legalglobal.cl/) es un estudio de abogados y profesionales con más de 20 años de experiencia nacional e internacional en la asesoría de personas y empresas extranjeras en Chile.

6 visualizaciones0 comentarios