top of page
GRAFICA SE BUSCA LMM_2024_1080x1080.jpg

El preocupante aumento de los delitos en las panaderías y otras pymes

La encuesta de victimización elaborada por el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), evidencia que, durante el segundo semestre del 2022, el 60,1% de los locales fue víctima de algún delito, marcando un alza significativa frente al mismo semestre de 2021 y el mayor nivel en la historia del indicador, que se elabora desde el año 2008.


Al comparar los promedios de victimización pre y post pandemia, se aprecia un alza de 20% en los rangos de victimización, con incrementos de 50% en la zona norte del país, dando cuenta de un fuerte cambio en la realidad delictual que enfrentan los locatarios de los sectores encuestados.



Temuco es la ciudad más afectada dentro de las estudiadas, alcanzando una tasa de victimización de 73,3%, muy por sobre el promedio nacional y subiendo 15,9 puntos porcentuales frente a la medición anterior.


El 68,5% de los encuestados dijo tener gastos fijos mensuales en seguridad. Esto, con una mediana mensual que difiere según tamaño de empresa, fluctuando desde los 3 millones de pesos en las grandes, hasta los 600 mil en las medianas y 250 mil en las pequeñas y microempresas.


La mitad de los establecimientos considera que el barrio en el que se ubica su negocio es poco o nada seguro; el 51,8% percibe mayores niveles de violencia que hace un año atrás y un tercio de los consultados observa presencia de bandas de crimen organizado en el sector en el que se encuentran emplazados. 


A su vez, el 38,9% de los locatarios percibe comercio ambulante ilegal en los alrededores de sus locales y 64,7% menciona que éste ha aumentado, mencionando entre sus principales efectos, el que atenta contra la seguridad del barrio, empleados y clientes.


Al respecto, Ricardo Mewes, presidente de la CNC, señaló que “los resultados de esta encuesta dan cuenta que el aumento de victimización es una realidad evidente y sostenida. Sin embargo, lo más preocupante es que el alza es generalizada, vale decir, la victimización dejó de ser un problema localizado en Santiago o en una ciudad en específico, sino que afecta, en distintas magnitudes, a todo el país”.


Agregó que “los datos que se arrojan en esta muestra son representativos del sentir de la población, ya que no sólo se aprecia cómo el comercio ha sufrido importantes alzas de violencia en los barrios donde se encuentran localizados los establecimientos, sino que, además, nos demuestran que el modus operandi de los delitos asociados ha cambiado, apareciendo con fuerza el delito por medio de bandas criminales”.


PANADERÍAS


A fines de septiembre nos impactó la noticia de que una panadería en Santiago Centro fue quemada intencionalmente. Los dueños del local, ubicado en la intersección de las calles Carmen con Sargento Aldea, en el barrio Matta Sur, confirmaron que esto se produjo debido a un ataque y reconocieron que eran objeto de extorsiones.

Las cámaras de televigilancia registraron los hechos a eso de las 23:40 del jueves 28. En ese momento, se acercaron 2 individuos por Sargento Aldea, rociaron bencina con una botella de 3 litros y le prendieron fuego. Afortunadamente, éste se apagó porque la propiedad es una estructura de material sólido.


Según los afectados, los extorsionaban desde hacía al menos 6 meses unas personas extranjeras, al parecer peruanos. Enviaban mensajes y audios vía WhatsApp, amenazando a los hijos de la dueña. Pedían 15 millones de pesos, pero ellos no accedieron a ninguna suma.


También, a comienzos de este año otro industrial panadero de la Región Metropolitana fue secuestrado por varias horas por una banda de extranjeros. Esto, mientras dejaron amordazados a sus trabajadores. Le robaron varios millones. Con posterioridad, le enviaron amenazas hacia su persona, sus hijos y propiedades. Eso derivó en que tuvo que pedir protección policial. Pese a ello, igualmente sufrió un atentado en su empresa.

Y un tercer caso afectó a la panadería El Pueblo, ubicada en calle Portugal. En la madrugada ingresaron al local, dañándolo y robando una importante cifra de dinero. Afortunadamente, en este caso Carabineros pudo actuar con rapidez y los delincuentes huyeron del lugar.


SENADO


Consultamos al presidente del Senado, Juan Antonio Coloma, su percepción sobre el problema de la seguridad en el comercio, y nos dijo que “no hay nada más grave para la sociedad que la delincuencia se tome el comercio, las plazas, los barrios… En abril de este año ya teníamos un informe que nos confirmaba el aumento sostenido y significativo de la delincuencia… y en estos días se supo del secuestro en Rancagua de un empresario y se reveló que había otros 2 que se estaban desarrollando en diferentes lugares del país. Nadie puede vivir tranquilo. Por eso es importante que se apliquen las leyes y se tomen acciones para desbaratar el crimen organizado que estamos enfrentando”.


Respecto de la inmigración ilegal descontrolada, reconoció que ésta ha influido en el cambio de delitos, transitando a unos que son más graves, como los secuestros y las extorsiones. “Después de muchos años logramos frenar un poco esta situación, aunque no se ha acabado. Porque precisamente mientras teníamos nuestras fronteras abiertas, ingresaron personas que han causado mucho daño a la seguridad de Chile”.

Al insistirle en que este tema no se ha terminado, nos aseguró que “la ley se ha mejorado. En la zona norte tenemos más vigilancia de las Fuerzas Armadas. En este mes (noviembre) se vencen las condiciones especiales que han facultado eso. Tendremos que discutir cómo seguimos con este tema”.


Le hicimos hincapié en que la industria panadera se ha visto muy afectada por hechos delictivos, incluyendo extorsiones y secuestros, y que por ello tenemos la seguridad de que el problema es más grave de lo que sale en la prensa. Sobre el particular, su comentario fue: “Yo también he conocido varios casos más…”.


Comments


bottom of page