La realidad es que las marcas eligen el color de su logo de forma cuidadosa, teniendo en cuenta los principios de las neuroventas y la neurociencia, dos campos de estudio que tratan de averiguar cómo reacciona el cerebro humano ante los estímulos publicitarios que se presentan ante él.

El neuromarketing asegura que el color de un logotipo afecta tanto a la retención como el impacto y reconocimiento de una marca. Incluso va mucho más allá, pues cada color despierta diferentes sentimientos que se asocian directamente a la filosofía de una marca.

Los diseñadores conocen la psicología del color y la utilizan a su favor a la hora de elegir el tono de un logo. La realidad es que nuestro cerebro reacciona a los estímulos visuales que hacen que la percepción de un cliente respecto a una marca cambie. Por esta razón, la elección de los colores del logotipo resulta muy importante.

SIGNIFICADO DE CADA COLOR

Antes de elegir qué color o colores vamos a incluir en el logotipo de nuestra marca, es importante revisar cuál es su significado y qué sentimientos puede despertar en nuestra audiencia. A continuación se indican sus principales características:

Rojo: A pesar de que el rojo es un color muy vivo que simboliza fuerza y grandeza, debe utilizarse con cuidado. Este color despierta un amplio abanico de sentimientos, que van desde el amor, la pasión o la energía, hasta la agresión o el miedo. Es arriesgado utilizarlo, sin embargo, permite crear lazos fuertes con la audiencia, ya que incita a tomar decisiones pasionales.

Naranja: Es un color que se asocia con lo divertido, lo jovial y accesible. Se suele ver como un color innovador y atrevido, el cual despierta emociones positivas y también incita al cliente a pasar a la acción.

Amarillo: Es otro de los tonos cálidos que se asocia con algo amigable y cercano. Al igual que el rojo y el naranja, es capaz de despertar emociones positivas y alegría, aunque de una forma más moderada. A causa de su utilización en carteles de peligro, también se puede asociar con la cobardía.

Verde: Despierta frescura y un estilo de vida saludable. Se asocia con el deporte y la naturaleza. Aporta serenidad, templanza, armonía y simplicidad. En definitiva, el verde es un color equilibrado.

Azul: Es uno de los colores más utilizados para logos corporativos, ya que permite transmitir profesionalidad, sinceridad, calma, integridad y responsabilidad. Es un color que logra aportar confianza y tranquilidad en el cliente.

Morado: Es un color frío, con connotaciones nobles y calmantes. Se asocia también con la sabiduría y la confianza, algo que puede inspirar respeto hacia una marca. En la actualidad también está muy asociado con el movimiento feminista.

Rosa: Es un color delicado que expresa cariño, protección y positividad. También simboliza la bondad, la gratitud, la simpatía o la belleza. Está muy asociado con marcas femeninas.

Negro: Los logos de color negro pueden despertar potencia, fuerza, inteligencia, glamour, lujo o modernidad. Nike y Adidas son grandes ejemplos, marcas que despiertan respeto y autoridad.

Blanco: Es un color neutral muy importante, ya que puede actuar de color secundario con el objetivo de rebajar el significado del color principal. Se asocia frecuentemente con la higiene, la pureza, la inocencia, la justificación o la eficiencia. El logo de Apple es un buen ejemplo.

CÓMO ELEGIR EL COLOR DE UN LOGO

Si está a punto de lanzar un nuevo producto o marca o simplemente quiere hacer un rebranding de su logo, es importante plantearse estas preguntas:

¿Qué quiere comunicar? Deberá elegir muy bien el color de su logo y saber que incluso el tono o las sombras tendrán un impacto directo en el significado de su marca. El color de su logo y la filosofía de su marca deberán ir de la mano. Esto aumentará su retención y reconocimiento.

¿Un solo color o varios? Existen logos que combinan colores para incluir un mensaje más completo en su logo. Otros prefieren optar por un logo de color uniforme para no desviar la atención. Si utiliza varios colores, es importante que estén equilibrados. Además, usar varios colores puede asociarse con un amplio catálogo de productos o servicios.

¿Qué colores ha elegido su competencia? Echar un vistazo al mercado nunca viene mal antes de elegir el color de logo de la marca. Si hay un color predominante tiene dos opciones: Tomar pocos riesgos y seguir la tendencia o escoger un color totalmente distinto para destacar en su sector.

¿El color elegido tiene un significado especial? El significado de un color puede asociarse a algo en concreto según el entorno y la cultura. Por ejemplo, en China el color rojo se asocia a la suerte, mientras que en India representa la muerte. Tenga cuidado con esto si tiene pensado expandirse a otros países.

Como ha podido leer, la elección del color de su logo tiene un impacto directo sobre el significado de su marca. Por lo tanto, antes de decidir cuál usar, es muy importante revisar la filosofía de su marca, con el objetivo de diseñar un logo que la represente.

Fuente: Comunidad de Empresas de Entel.

5 visualizaciones0 comentarios