top of page
GRAFICA SE BUSCA LMM_2024_1080x1080.jpg

Emprendedora de La Florida ganó PRIMER CONCURSO La Mejor Torta del Día de la Madre



Indupan Santiago, Fechipan y Escuela Artebianca eligieron La Mejor Torta del Día de la Madre. Esto, junto a un jurado que estuvo integrado por un director de la Asociación de Pasteleros de Chile y algunos representantes de empresas proveedoras del rubro. La ganadora fue una emprendedora de La Florida, que vende sus productos elaborados en casa bajo el nombre de Bake UP y a través de su cuenta de Instagram @bakeup.chile. Su nombre es María Ignacia Dellafiori y es ingeniero civil de profesión, pero siempre se declaró artista y amante de la pastelería.


Con el objetivo de reconocer la calidad de la pastelería local, Indupan Santiago realizó este año por primera vez el concurso La Mejor Torta para el Día de la Madre. Éste se llevó a cabo en conjunto con Fechipan y la Escuela Internacional de Panadería y Pastelería Artebianca.

Además, contó con el respaldo de Master Martini, Watts industrial, Molino Linderos y Empresas Maquipan. Asimismo, con de la presencia de un integrante del directorio de la Asociación de Pasteleros de Chile.

La convocatoria para esta competencia fue abierta y se promocionó por los canales de comunicación tanto del gremio como de las entidades colaboradoras y auspiciadoras. Las inscripciones se cerraron el 25 de abril y cerca de 40 pasteleros o empresas se postularon.

Al siguiente día se llevó a cabo la etapa clasificatoria, donde 5 de los participantes recibieron los mejores puntajes y se adjudicaron la opción de estar en la final del jueves 4 de mayo.

En la instancia decisiva, el jurado fue integrado los directores de Indupan Santiago Abelardo Novoa, Ricardo Sánchez, Bruno Arenillas y Pablo Piwonka. Además, por Carolina Gómez, directora académica de la Escuela Artebianca; Cinthya Morales, jefa de capacitación y fidelización de clientes de Empresas Maquipan; Ignacio Bravo, chef ejecutivo de Máster Martini; Claudia Avilés, asesora técnica de Watt´s Industrial y, Marco Parra, jefe de Desarrollo y Asesoría Técnica de Molino Linderos. Como jurados invitados se incorporaron Sebastián Lobos, director de la Asociación de Pasteleros y Sebastián Arellano, chef instructor de Artebianca.

En el análisis final evaluaron la base, colocando nota a la humedad y color del bizcocho. Respecto al relleno, se evaluó la textura, cantidad y sabor. En cuanto a las terminaciones, colocaron nota a la cubierta (privilegiando aquellas que estuvieran lizas y bien trabajadas) y a las decoraciones adicionales (que tuvieran un motivo alusivo al Día de la Madre y estuvieran óptimamente elaboradas).

Abelardo Novoa, director de Indupan, comentó que para la asociación este primer concurso es muy importante, dado que permite destacar y premiar el gran talento que tenemos en la pastelería nacional, lo que se refleja tanto en los productos que venden las empresas tradicionales, como los pequeños emprendimientos familiares.

“Por eso la convocatoria fue abierta para todo tipo de pasteleros, incluso los amateurs. No sólo para los socios del gremio. Creemos que hay buena pastelería en muchos lugares y por ello quisimos hacerlos competir en las mismas condiciones”.

Respecto de los temas técnicos propios del certamen, Novoa opinó que una torta ideal debe tener una buena definición de su concepto (ingredientes y sabores que puedan percibirse). La presentación también debe impactar y todo debe ser comestible, consiguiendo un adecuado sabor final”.


En tanto Sebastián Lobos, aseguró que este concurso tiene mucha proyección en Chile. “Un gran potencial, porque somos muy amantes de las tortas, así que veo que se vienen cosas muy importantes para los pasteleros del país”.

Ignacio Bravo, de Master Martini, reconoció que “hubo mucha creatividad en cuanto a la decoración y la ornamentación de las tortas. Esto llama bastante la atención. Mucha preocupación y harta innovación. La torta ganadora no sólo se destacó por su sabor, que claramente deriva del uso de buenos productos, sino por el equilibrio de los ingredientes y una gran técnica. Junto con ello, en el diseño y las terminaciones se demostró un gran talento. Vimos mucha prolijidad y detalles al representar una maceta con suculentas. Luego, al levantar las plantas, también descubrimos una aplicación que representaba la tierra. En definitiva, fue un bello y sabroso trabajo”.

Marco Parra, de Molino Linderos, indicó que “como primer concurso cumplió su objetivo de destacar a la pastelería en un día tan especial como el de la madre. Las tortas finalistas sobresalieron por su originalidad, logrando una técnica depurada y artística que reflejó la dedicación y experiencia de los ejecutantes. En el análisis de la parte interior de éstas, pudimos apreciar rellenos exquisitos de buen gusto, con aromas y sabores deliciosos al paladar. Todos los requisitos fueron ampliamente logrados. Felicitaciones a los participantes”.


Asimismo, Claudia Avilés, asesora técnica de Watt’s Industrial, agradeció la invitación como jurado en este concurso y valoró los alcances del mismo. “Pienso que estas instancias son importantes para que rubros tan tradicionales como el de la pastelería muestren su creatividad y pasión por elaborar productos atractivos visualmente y a la vez deliciosos, lo que quedó demostrado en las tortas que tuvimos que evaluar. También me gusta mucho que hagan partícipe al mundo de los emprendedores, dándoles la oportunidad de mostrar sus habilidades en este tipo de iniciativas”.

Por último, Carolina Gómez, de Artebianca, destacó el nivel de los participantes y sus conocimientos. “Pudimos apreciar aplicación de diversas técnicas en decoraciones de pastelería moderna y tradicional, desde las clásicas con crema chantillí o merengue, hasta fondant, pastillaje, butter cream, etc. En las bases se mencionó que los criterios a evaluar eran bizcocho, cremas de relleno, decoraciones y técnicas aplicadas, y sin duda los finalistas cumplieron y superaron las exigencias planteadas. A modo muy personal no puedo dejar de valorar que en este concurso hubo tortas que, al degustar y cerrar los ojos, te llevaban a la infancia con un bizcocho húmedo y casero y con rellenos y sabores clásicos como manjar con duraznos, lo que dado las tendencias de hoy vemos cada vez menos”.

“Felicito a Indupan y además agradezco la invitación a participar a Escuela Internacional Artebianca. Creo que es muy relevante que sigamos realizando estas actividades de visibilización para todos los que amamos este rubro”.


RESULTADOS

Los trabajos que quedaron seleccionados para la gran final fueron los de El Arte de lo Dulce, establecimiento ubicado en Territorio Antártico 5891, casa B, Lo Prado, que obtuvo el segundo lugar; Pastelería Candelle de Providencia, que se adjudicó el tercer lugar; La Lela Pastelera, de La Florida; Productos Sin Gluten El Pueblo, de Santiago Centro y, Pastelería Bake Up de La Florida, que resultó ser la flamante vencedora.

María Ignacia Dellafiori, la joven ganadora del certamen recibió los siguientes premios: Una batidora de 10 litros, modelo UB10 Unique, de Maquipan; 300 kilos de harina Linderos; 100 kilos de productos Watt´s y, 4 cajas de una amplia variedad de productos Master Martini para pastelería.


María Ignacia es ingeniero civil en energía y medio ambiente y magíster en bioingeniería. Partió haciendo tortas hace 10 años en su casa. Cuenta que de niña sus primeros bizcochos los hizo con su abuelita, pero esencialmente es autodidacta.

Ejerció por 2 años su profesión, hasta que se dio cuenta de que no era lo suyo. A su vez, tuvo una lesión en las piernas que la obligó a quedarse en el hogar. Esto le dio el impulso que necesitaba. Hace 2 años y medio partió vendiendo tortas, con recetas que sacó de internet (Instagram y YouTube).

Dice que le va muy bien y más ahora que gracias al concurso ha recibido mucho reconocimiento. De hecho, ha debido trabajar muy duro para poder cumplir con la gran cantidad de pedidos que le llegaron. Sus planes son tener muy pronto un local y contar con los medios para contratar una ayudante.


Antes del concurso nos dijo que su esposo trabajaba “para sobrevivir” y ella “para vivir”, ya que lo que ganaba les permite darse algunos gustos. Ahora, con este resultado, nos indicó que puede soñar con mucho más…



Sobre la ganadora, Cinthya Morales de Maquipan, señaló que “su trabajo se destacó por el sabor y la calidad del producto y también por la gran cantidad de detalles, todos muy lindos y bien logrados. En el conjunto, la torta era muy rica, con sabores muy armoniosos. Se nota que tiene pasión por la pastelería, imagínate un ingeniero que se dedica a esto con tanto cariño, es admirable. Eso demuestra que la profesión es una y el oficio es otra cosa, y acá definitivamente ella encontró el amor en lo segundo”.


Comments


bottom of page