top of page
GRAFICA SE BUSCA LMM_2024_1080x1080.jpg

Makarios Papadopoulos,vicepresidente de Federación de Pasteleros de Grecia



La Federación de Pasteleros Profesionales de Grecia (O.E.Z.E.) fue fundada en 1939. Es miembro de la Confederación Europea de Panaderos y Pasteleros (Confederation Europeenne des Organisations Nationales de la Boulangerie et de la Patisserie, C.E.B.P.), con sede en Bruselas y miembro de la Union Internationale de la Patisserie – Confiserie – Glagerie, U.I.P.C.G., con sede en Madrid.

Cuenta con 26 asociaciones de toda Grecia. Está gobernada por un consejo de 20 miembros, que es elegido por los representantes de las asociaciones y representa a unos 9 mil afiliados.

Todos los años desarrolla una conferencia organizada por cada una de las ciudades que forman parte de la entidad. Ellas son de 3 días y cuentan con gran participación, siendo la base de su trabajo a nivel nacional.

A su vez, cada 2 años y bajo los auspicios de la O.E.Z.E., tiene lugar la exposición “ARTOZA”, una de las mayores muestras de confitería - panadería de Europa, en la que participan una cantidad muy importante de expositores y congrega a un gran número de visitantes. En el marco de esta exposición, que dura 5 días, se lleva a cabo un concurso de confitería y panadería con entradas notables de toda Grecia.

O.E.Z.E. está diariamente del lado de sus profesionales y asociaciones – miembro, informándoles con circulares sobre temas que les afectan en sus negocios. En su portal web entrega, además, consejos sobre asuntos sanitarios, legales y de mercado.



En el marco de la feria SIGEP de Riminni Italia, en enero pasado, nos reunimos con el vicepresidente de esa organización, Makarios Papadopoulos, quién también es presidente del Club de Pasteleros de Thessaloniki, Grecia. Asimismo, otro de sus cargos es el de vicepresidente de la C.E.B.P., lo cual es un gran mérito, por ser la primera vez que un griego ocupa ese puesto.

Una de las responsabilidades que tiene como vicepresidente de la federación griega de pasteleros, es ser el responsable de las relaciones internacionales de la organización y, en ese sentido, nos manifestó su gran interés por estrechar lazos con Chile.

Dice que le gusta mucho nuestro país y que sueña con poder colaborar en el intercambio entre panaderos y pasteleros de ambas naciones. Y para agilizarlo, nos comenta que ha sostenido algunas conversaciones a nivel de la embajada chilena en Atenas y en más de una oportunidad ha conversado con nuestros dirigentes.











SU HISTORIA

Makarios es de profesión economista, aunque actualmente es pastelero. Se desempeña en la empresa que su padre creó en 1960, junto a otros 2 socios.

Él entró a la compañía en 1990, al terminar sus estudios. Si bien su sueño era trabajar en la Comisión Europea, dice que su papá lo convenció de que podría ganar más dinero en el negocio familiar.

Para ser pastelero se capacitó en Francia y Suecia, aunque no partió de “cero”, porque conocía desde dentro la actividad. También ha realizado varios cursos en empresas proveedoras del sector.

Sus méritos le permitieron ser profesor de pastelería en Chipre, entre 1995 y 2009. Pero lo dejó para trabajar con mayor énfasis en la empresa familiar. Desde entonces ha procurado elaborar productos diferentes, lo que le ha dado gran prestigio entre sus pares, los medios de comunicación y la comunidad en general.

Algunos ejemplos de esto se produjeron en la reciente pandemia, donde los conejitos de chocolate los fabricó con una mascarilla quirúrgica celeste. En el 2021, cuando fue el boom de la serie de Netflix, el Juego del Calamar, prepararon las galletas que se usaron en una de las competencias.

Esto le generó que programas de televisión replicaran la prueba con esos productos, haciendo competir a miembros de su equipo con el público. Ello causó tanto furor que recibió pedidos desde Bulgaria y Albania.

Ese mismo año, lanzó la torta NO AL CORONAVIRUS, que tenía una decoración con pastillaje de la forma del virus, con una franja roja cruzada (como se da a entender que es algo prohibido en las señales de tránsito).

También en el 2021, cuando Grecia cumplió 200 años de independencia de Turquía, Makarios fabricó conejos de chocolate con los trajes típicos de su país. Y eso igualmente le valió el reconocimiento de la prensa.

El año pasado, finalmente, tuvieron el mismo resultado con los medios y grandes ventas con su pelota de futbol del mundial de Qatar, elaborada en su pastelería.

Makarios asegura que trabaja duro porque sus productos sean los “Rolls Royce” de la pastelería. No le interesa ser una fábrica y vender por volumen, sino que vender lo mejor.


DIRIGENTE

Sobre la actividad gremial nos precisa que en su país hay 2 federaciones; una de panaderos y otra de pasteleros. Pero su sueño es que se conviertan en una sola, aun cuando hoy se unen para hacer varios trabajos en conjunto.

Por ejemplo, ambas federaciones fueron al ministerio de economía para pedir apoyo por el tema del alza en los costos de la energía que afectó a la industria. “Las cuentas entre agosto de 2021 y agosto de 2022 se triplicaron”, explica.

Y agrega que las ayudas que han dado los gobiernos europeos al sector son dispares. “En el caso de Grecia -indica- es más bien simbólica”.


PANADERÍAS

La federación de panaderos griegos es el Sindicato Supremo de Panaderos Artesanales. Representa a más de 15.000 empresas del país y es un sector productivo fuerte, reconocido internacionalmente y premiado, que cuenta con 70 asociaciones.

Esta organización fue fundada en 1936 y apoya a múltiples trabajadores (panaderos y empleados), así como a profesiones relacionadas (productores y proveedores de materias primas, maquinaria, industrias de harina, etc.) que dan a la economía griega una fuerte dinámica de independencia y autosuficiencia.

Más de 200 empresas de fabricantes de maquinarias tienen su sede en Grecia, mientras que más de 200 molinos de cilindros suministran diariamente a las panaderías.

Según Makarios, la panadería artesanal es una parte económica vital que, al mismo tiempo, fortalece la economía nacional y contribuye decisivamente a combatir el desempleo en Grecia.

Ofrecen a sus 11 millones de habitantes una amplia variedad de panes. En su opinión, uno de los más famosos es el Koulouri. Es circular y decorado con semillas de sésamo. Es bastante común en Grecia y suelen disfrutarlo solo, con mermelada o con queso.




Otro es el pan Lagana o pan del lunes limpio, que sólo se hace el primer lunes de Cuaresma, de acuerdo con las iglesias orientales ortodoxas, que son muy comunes en Grecia. Éste es un pan leudado, es decir fermentado con levadura, sencillo y suele disfrutarse con mariscos.

Finalmente destaca el Horiatiko Psomi. Un pan denso y crujiente, hecho en hornos de leña durante siglos y muy popular en la Grecia rural. La textura de este pan es perfecta para degustarlo con aceite de oliva y salsas. Se elabora mezclando diferentes tipos de harinas. Algunos prefieren utilizar masa fermentada en lugar de la levadura en la receta.



Comments


bottom of page