top of page
FEBRERO_2024_ARTEBIANCA_BAJA.jpg

Ramón Olfos, nuevo presidente de Unipan



Hace algunas semanas Ramón Olfos asumió la presidencia de Unipan, la Asociación de Industriales Panaderos de la Quinta Región. Esto, tras varios años como director y una larga trayectoria como industrial panadero.

Es la tercera generación en su familia que ejerce en el rubro, en una historia que partió con su abuelo, Raymundo Olfos (inmigrante español), quien tenía una panadería en Santiago. “Él perteneció a Indupan Santiago. Incluso fue uno de los fundadores de la revista gremial que se llamaba Fechipan Noticias”.

Por un tiempo su padre y su tío trabajaron con su abuelo y también ejercieron en forma independiente, arrendando panaderías en la capital. Luego, en 1950 su papá y sus hermanos se trasladaron a Viña del Mar. Cada uno trabajó en distintos lugares, pero pronto se unieron para formar una panadería. Esto fue hasta el año 1968, cuando se disolvió la sociedad.

En ella tenían un molino, El Cabildo, ubicado en la ciudad del mismo nombre. El padre de Ramón se fue a trabajar allá hasta 1981. Dos años después abrieron una panadería en Villa Alemana. Ramón se hizo cargo de ella en julio, tras terminar sus estudios universitarios, y su padre se incorporó a fines de ese año por problemas de salud.

Trabajaron juntos hasta aproximadamente unos 20 años. En medio de eso (en los 90), Ramón compró otro establecimiento al que le puso Panadería Olfos, como homenaje a su familia. Luego, en el 2000, adquirió una pastelería en el centro de Villa Alemana.

Siempre su familia formó parte de los gremios panaderos, así que Ramón no fue la excepción. Por primera vez ocupó al cargo de director en el año 2000, cuando el titular se retiró por enfermedad. Al terminar el periodo hubo elecciones y fue confirmado en el cargo. Lo ejerció por unos 6 años, pero después se alejó por temas familiares y se reincorporó un poco antes de la pandemia.

Como primera medida al asumir ahora la presidencia de la asociación, ordenó la nómina de agremiados, ya que muchos estaban incorporados, pero no pagaban las cuotas sociales. Quedaron así con 46 socios al día.

“Queremos incorporar al gremio a gente nueva. Primero a los pocos hijos que han seguido el trabajo de sus padres industriales panaderos y luego a quienes se han sumado últimamente al sector. Es importante que participen en el trabajo gremial. Además, buscaremos promover una Nueva Panadería, que en estos momentos está emergiendo como surtidora de alimentos diferentes, como son los de masa madre, los panes funcionales, etcétera. Creemos, además, que hay que estar al día con las tendencias, el uso de la tecnología, las Apps y las redes sociales. Así que nos enfocaremos bastante en la capacitación”.


bottom of page