Estrategias mal desarrolladas, enfoque sólo en lo digital y nula gestión del cambio, son las principales razones de por qué las organizaciones fallan en la implementación de su transformación digital.

Desde que este concepto se hizo más conocido, hemos podido apreciar que es esencial para la supervivencia de un negocio y que implica invertir tanto en iniciativas digitales como en una correcta gestión del cambio.

Y como los resultados esperados no se materializan a la velocidad planificada, la realidad es que en ocasiones la transformación digital inicia relativamente bien, pero fracasa a medida que avanza en el camino. De hecho, según una investigación de Boston Consulting Group, el 70% de las iniciativas no alcanza sus objetivos dentro de las organizaciones, y esto justamente se debe a una mala implementación y gestión de las nuevas tecnologías.

Para Patricio Delgado, gerente general de Augure (https://www.augure.cl/), consultora especializada en transformación digital y gestión del cambio, existen tres principales razones a las que es posible atribuir el fracaso de una estrategia digital en las empresas:

  • Estrategia mal desarrollada: Es un plan basado en lo que creen los líderes de la organización, pero que no incorpora las reales oportunidades para mejorar la experiencia del cliente y de los colaboradores.

  • Enfoque en lo digital: Al crear la estrategia de transformación digital, los líderes sólo se preocupan de incorporar nuevas tecnologías, pero se olvidan de otros aspectos relevantes, tales como la cultura digital, la visión de la compañía, ver de qué manera mejorar la experiencia del cliente y de los colaboradores o cómo hacer más eficientes los procesos y gestionar mejor los datos.

  • Gestión del cambio: No consideran la relevancia de la gestión del cambio y el impacto que tiene la implementación de una nueva estrategia en los colaboradores, de modo de poder anticiparse y reducir la resistencia natural a las modificaciones.

No existe duda alguna que la transformación digital es un proceso que toda empresa, independiente de su tamaño, debe implementar. Y el mismo debe ser acompañado por profesionales que se manejan en el tema. También hay que considerar que es posible que en un principio las ideas fallen, ante lo cual las organizaciones y sus líderes deben entender que el riesgo de no volverse digital es mucho mayor que el riesgo de fallar.

Augure es una consultora especializada en transformación digital y cultural, que ayuda a detectar los frenos que impiden que una empresa crezca más rápido y eficientemente, así como a descubrir las oportunidades donde las tecnologías digitales y las nuevas formas de trabajar nos pueden transforman en un proveedor inevitable para los clientes.

1 visualización0 comentarios