Es uno de los platos más populares y variados que existen a nivel global. Y en esa jornada se realizan muchas actividades para conmemorarlo. ¿Cuál es su historia?, ¿cuáles son las variedades más conocidas?

La maravilla de mezclar alimentos entre dos panes, que no reconoce barreras geográficas, culturales ni etáreas, se ha convertido en uno de los platos más populares y variados que hay en el mundo. El sándwich, que es un aliado de nuestra industria, tiene su fiesta en muchas naciones el 3 de noviembre.

Su origen se remonta al siglo XVIII, específicamente a la fecha de nacimiento del inglés John Montagu, IV Conde de Sándwich. La historia cuenta que este hombre, aficionado a las partidas de cartas, pero también a la buena cocina, envolvía la carne en dos rebanadas de pan. No sólo para comer algo rápido mientras continuaba jugando, sino también para evitar ensuciar los naipes.

A pesar de que John Montagu fue un hombre importante en su época, hoy en día su nombre se recuerda por el bocadillo que solía comer, tanto es así que la palabra sándwich figura en el diccionario de la Real Academia Española desde 1927.

Hay tantas variedades de sándwich, como personas en el mundo. Cada uno tiene su receta especial o improvisa una fórmula con lo que tiene a mano, ya sea en la heladera o en la alacena. Algunas de las combinaciones más conocidas son:

Sándwich mixto: El clásico sándwich de jamón, queso y mantequilla entre dos rebanadas de pan.

  • Sándwich de hamburguesa: Se trata de rebanadas de pan en cuyo interior hay una hamburguesa de carne, acompañada de queso amarillo y cualquier otro elemento que sea del gusto del comensal.

  • Sándwich club: También conocido como club house, es un sándwich que tiene 4 rebanadas de pan y entre ellas hay jamón, queso, huevo, tocino, lechuga, tomate, cebolla y salsas. Se suele acompañar con una ración de papas fritas.

  • Sándwich cubano: A diferencia de los anteriores, este bocadillo se elabora con 2 panes tipo baguette, jamón cocido, queso suizo, carne de cerdo asado, mostaza y aceite de oliva.

  • Sándwich de atún: Se elabora con 2 rebanadas de pan de molde, mayonesa, tomate, lechuga y atún.

En Chile, los clásicos son:

  • El chacarero: Una marraqueta con un bistec de posta, asiento o vacuno, porotos verdes (1 taza más o menos), un tomate grande y bien maduro y algunos le colocan mantequilla.

  • Churrasco o lomito italiano: Bistec de posta rosada o asiento (puede ser lomito de cerdo como alternativa), paltas molidas, rodajas de tomate grande y maduro, mayonesa y ají verde.

  • Barros Luco: Un pan de frica o marraqueta, un bistec tipo milanesa (puede ser de asiento, posta o lomo), sal a gusto y 2 láminas de queso mantecoso, además de mantequilla. Su nombre se debe al Presidente de Chile Ramón Barros Luco, quien era un asiduo cliente de la Confitería Torres de Santiago, donde solicitaba con frecuencia esta mezcla especialmente hecha para él.

  • Barros Jarpa: Pan de frica, hallulla o molde. En el interior lleva queso fundido y jamón caliente. La leyenda dice que el nombre del sándwich se originó en el Club de la Unión de Santiago, en recuerdo de Ernesto Barros Jarpa, abogado y varias veces ministro chileno, quien siempre lo pedía.

11 vistas0 comentarios