Alejandro Sagredo Baeza es casado y tiene 3 hijas. Es ingeniero comercial y cuenta con 30 años de experiencia en la industria de consumo masivo a nivel nacional e internacional, trabajando en distintos mercados y países. Se ha desempeñado en compañías multinacionales, regionales y locales.


Dentro de éstas, posee más de 10 años de trayectoria en el rubro de panificación (panadería, pastelería y repostería).


En el sector de alimentos y consumo masivo, ha desarrollado su carrera profesional en las áreas de ventas, gerencias comerciales y generales, en países como Chile, Paraguay, Argentina/Uruguay y Colombia, para empresas como Watt’s Alimentos, Esso Chile (5 años) y Cervecería y Materias Quilmes de Argentina (10 años), en sus negocios de cerveza en Chile. Además en Embotelladora de Coca Cola en Paraguay y Embotelladora de Pepsi Cola en Argentina. Posteriormente se incorporó a la multinacional francesa Danone en Argentina y en la actualidad está en Levaduras Collico S.A.


Llegó hace 10 años a la multinacional inglesa AB Mauri (ABM), empresa del Holding Associated British Foods (ABF), como gerente general de la operación en Colombia. Hace 5 años lo trasladaron a Chile, como gerente general de Levaduras Collico S.A. (empresa conformada por la sociedad de la Familia Kunstmann de Valdivia en el sur de Chile y AB Mauri), que cuenta con un amplio y especializado portafolio de productos para la industria de panificación, pastelería y repostería fresca artesanal y tradicional.


El mismo se compone de levaduras, mejoradores, premezclas (dulces y saladas), cremas vegetales UHT, cremas en polvo, manjar repostero, brillos, agentes de batido, polvo para hornear, merengue, baños y coberturas de chocolate, margarinas y mantecas.


Hace 2 años asumió en conjunto el cargo de gerente general de Levaduras Collico S.A. en Chile y el de vicepresidente para Hispanoamérica la División Internacional Sur, siendo responsable de las operaciones en Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay para AB Mauri.


Desde ese puesto hoy desea “desatacar y agradecer. Primero que todo a nuestros distinguidos clientes a lo largo del país, por su sostenida preferencia y reconocimiento a la calidad Collico. En segundo lugar, a todo el gran grupo humano que encontré al llegar hace ya 5 años a Levaduras Collico S.A., gente comprometida, profesional y orientada al cliente.”.


Sus metas actuales, indica, son “lograr satisfacer a nuestros clientes, la panadería fresca, artesanal y tradicional de Chile en cada lugar a lo largo del país. Nuestro total compromiso es para con ellos y junto con su trabajo y dedicación, que se corona en un producto concreto, lograr la satisfacción del consumidor final de panificados”.


Su visión de nuestro sector tradicional apunta a que “es una industria digna de destacar, que ha perdurado en el tiempo, con un alto y sostenido consumo per-cápita (de los más altos del mundo). Este consumo está concentrado principalmente en el pan elaborado por las panaderías tradicionales. El pan forma parte de nuestra cultura como país, está en nuestro ADN, siendo muy importante en nuestra dieta diaria. Pero más allá de eso, también es gregario para los chilenos; nos reúne, ya que está en distintas ocasiones de consumo a lo largo del día y nos permite compartir con nuestras familias, seres queridos, amigos, etc.”.


De cara al futuro e independiente del efecto pandemia, dice que es vital para la panadería artesana proteger y desarrollar la preferencia ganada que tiene en el consumidor, “el que prefiere el pan fresco del día, no el pan envasado de larga duración…Gran parte del éxito de la panadería tradicional está sustentada en la calidad del producto que siempre se debe cuidar y nunca transar. Es ahí donde estamos los proveedores, con la responsabilidad de entregar los más altos estándares de calidad en nuestros productos y servicios”.


“Pero no es sólo el producto es lo que se debe cuidar. “También creemos que hay oportunidades importantes de mejora, como por ejemplo en la exhibición, publicidad y promoción en pos de activar la categoría. Asimismo es fundamental ampliar el surtido, ya que aproximadamente el 80% del pan de la panadería fresca y artesanal que se consume en Chile es marraqueta y hallulla. Creemos debe haber un mayor foco de la panadería tradicional en ampliar su oferta al consumidor para responder a las tendencias actuales, las que son cada día más exigente dado al alto nivel de información con el que cuentan los compradores”.


Añade que debemos abrirnos a innovar, conforme a las tendencias que ya se aprecian en los consumidores, “que dicen relación con tener mayor variedad de productos (surtido), mejor exhibición, productos que entreguen bienestar y sean saludables, así como desarrollo de nuevas formas de compra como el e-commerce y el delivery”.

Sobre la relación de su empresa con nuestro sector, hace hincapié en que “nuestro principal foco como compañía es el crecimiento de la panadería fresca, artesanal y tradicional. Todos nuestros recursos, capacidad y tiempo se enfocan en hacer crecer la industria tradicional de panificación”.


APOYOS

En esta misma línea menciona que tienen varias iniciativas en desarrollo, como un curso para la formación de nuevos panaderos y pasteleros profesionales, que ayude a satisfacer las necesidades de mano de obra que tiene la industria. “En enero de este año egresaron 168 personas como ayudantes de panadería y pastelería. Esto se realizó en conjunto con la Universidad Santo Tomás y fue un curso de 130 horas… Lo anterior se suma a un programa similar de capacitación que hicimos el año 2021 a través de la Fundación Emplea del hogar de Cristo, también con personas con necesidad de trabajar”.


“A lo largo del país, Levaduras Collico puede hacer el contacto entre las panaderías y las personas graduadas de los cursos o relacionarlos a través de la línea de servicio al cliente o la página web”, precisa. A su vez, “permítanme hacer un reconocimiento a la importante gestión para el logro de esta iniciativa, que es liderada por el jefe de la Escuela de Panadería de Levaduras Collico, Enzo Caimanque y todo el equipo de técnicos de Chile”.


Sagredo destaca igualmente que tienen como política dar apoyo permanente a la industria, a objeto de desarrollar un buen surtido para satisfacer al consumidor. “Ello considera aspectos como ayuda para habilitar un e-commerce (un servicio de ventas 24x7); respaldo para el desarrollo de innovaciones que respondan a las tendencias del consumidor y, acceso a su escuela de panadería, que creó el concepto de Collico Academy para capacitar a todo el personal de ventas, mejorando las formación y habilidades técnicas de los vendedores”.


Sobre la base de todo lo anterior, afirma que poseen un “total compromiso con la calidad, característica principal de los productos de Levaduras Collico... Y seguimos desarrollando procesos innovadores y aún más robustos que entregar los mejores productos al mercado”.


En esa línea y en su esfuerzo por colaborar con el crecimiento de las panaderías tradicionales, están impulsándolas a mejorar el mix de productos que ofrecen en pastelería. “Para esto se debe capacitar a la gente y acompañar con una correcta exhibición en las salas de venta. En el caso de las panaderías que tienen reparto, deben buscar cobertura en los almacenes a los que ya les venden pan. Lo último es un desafío no menor, debido a que al mismo tiempo se debe velar por la correcta exhibición en los almacenes, ya que hemos estudiado que a la hora de comprar pastelería, las variables de exhibición e higiene son muy relevantes para los consumidores”.


Collico tomó este desafío y ha desarrollado junto con los panaderos, un modelo de negocio que permite capturar esta oportunidad y que se está implementando.


El HOY Y EL FUTURO

Consultado sobre los inconvenientes que se viven por tener que ajustar los precios de los productos debido a las complicaciones derivadas de la pandemia, Sagredo puntualiza que su industria no está ajena los incrementos en costos, “que se ven reflejados en la alta tasa de IPC del país, subidas en las tasas de interés, alzas del tipo de cambio, aumentos en los costos de flete, incrementos en el precio de la melaza, harina, azúcar, sebo, aceites y en general en todos los insumos que son necesarios para la producción.Dado lo anterior, hemos trabajo fuerte en nuestras eficiencias internas, de forma de minimizar los ajustes de precios, los cuales se han tratado de hacer con el fin de afectar lo menos posible a la industria. Pero los aumentos de los insumos (costos) son una realidad que todos hemos recibido en este tiempo”.


Para el 2022 plantea que "nuestras estimaciones son que el negocio del pan tradicional se mantendrá hasta la mitad del año, tal y como ha estado durante el último trimestre del 2021, para luego ir mejorando más agresivamente su tasa de crecimiento en relación el año anterior. Por tanto, desde septiembre de 2022 se verá un fuerte aumento, con gran relevancia para lo que será el 2023. Ello estará en línea con la disminución de la liquidez en el mercado, que hará incrementar la demanda de pan”.


“En tanto el negocio de la pastelería, que ha venido recuperándose en forma relevante en estos meses dada la fuerte caída experimentada en el peak de la pandemia, creemos que mantendrá su dinamismo hasta fines de agosto del 2022. Lo que pase después dependerá de la gestión de las panaderías tradicionales en innovación y exhibición, así como del aumento de cobertura en almacenes, publicidad y promociones de los productos que se puedan mantener creciendo. Hay tantas oportunidades que capturar, que se podrían sostener las tasas de crecimiento”.


Al cerrar esta conversación, el ejecutivo felicito “a Indupan por la relevante iniciativa que significa el concurso La Mejor Marraqueta, que genera gran cobertura mediática y resonancia a nivel general en el mercado. En ese contexto, queremos felicitar a los 3 primeros lugares, que no por casualidad elaboran sus marraquetas con Levaduras Collico. Estas panaderías son: Panadería Olimpia (1er lugar), Panadería Oberena (2do lugar) y Panadería Nacimiento (3er lugar)”.




59 visualizaciones0 comentarios