Planificación, digitalización y ahorro a raíz de la incertidumbre económica, serán algunas claves para iniciar este año con el pie derecho.


Terminó el 2021 y muchas pymes del país empiezan a organizarse para proyectar de mejor forma el 2022. Sin embargo, no todas tienen conocimiento de los elementos clave para realizar este proceso exitosamente.


En ese contexto, desde RedCapital, empresa fintech dedicada al financiamiento de pymes a través del crowdfunding, explicaron los principales ejes en que deben poner atención las pequeñas y medianas empresas.


Disminuir la brecha digital: Aún existen muchas pymes que no se han volcado al mundo digital, lo que significa que se están quedando muy atrás con respecto a su competencia. “Cada año que pasa, la transformación digital comienza a ser una realidad. Esto quiere decir que aquellas pymes que aún no se suman a este proceso, podrían ver caídas significativas en sus ventas”, señala el CEO de RedCapital, Gustavo Ananía, quien agrega que “iniciativas como la Red de Asistencia Digital Fortalece Pyme, de Corfo, son una muestra de que aún existe una gran brecha en este ámbito”.


Fomentar el ahorro: Esto es un llamado a cuidar las cajas. “La incertidumbre económica actual podría extenderse y, en esa línea, la advertencia es evitar el gasto desmedido, empujando el ahorro. Esto se suma al punto anterior, ya que una clave del ahorro es la digitalización de los procesos”.


Planificación por período: Es necesario evitar el día a día. Bajo el mismo escenario planteado en los puntos 1 y 2, el panorama económico a raíz de la pandemia, entre otros factores, ha supuesto que todas las empresas, partiendo por las pymes, deban planificar sus acciones de manera trimestral o bien, cada 6 meses. Ante esto, Ananía recomienda que “si se analizan los períodos anteriores, las pequeñas y medianas empresas pueden proyectar cómo vendrán los próximos meses y así ser financieramente responsables, evitando deudas y controlando sus gastos”.


Financiamiento: Todo lo mencionado precedentemente, debe ser entendido como una inversión para la pyme y no como un gasto. En esa línea, las pequeñas y medianas empresas que tomen este camino requerirán flujo de caja y liquidez, por lo que será necesario financiamiento.

3 visualizaciones0 comentarios