El próximo domingo 9 de mayo es el Día de la Madre. Y pese a que estamos en un periodo especial por la pandemia, es indiscutible que se trata de la festividad que constituye el mayor hito comercial de la industria panadera y pastelera tradicional.

Aun cuando podamos enfrentar esta fecha con limitaciones a la movilidad, se trata de una oportunidad que no podemos descuidar, sobre todo porque se estima que las celebraciones en restaurantes y paseos se reemplazarán por reuniones en el hogar.

Para conocer qué podríamos ofrecer cómo industria, conversamos con ejecutivos de dos prestigiosas empresas proveedoras de nuestro sector.

EXPLORAR ALTERNATIVAS COMO LOS DESAYUNOS

Agnes Abusleme, gerente de marketing de Puratos Chile, nos comenta que al momento de preparar la oferta para esta fecha, es importante tener en cuenta que “en este contexto de pandemia vemos una fuerte preocupación de las consumidoras por la salud y el bienestar. Recomendamos a las panaderías ofrecer panes con granos y semillas, que incluyan masa madre, destacando el aspecto rústico o artesanal, entregando por ejemplo un desayuno especial a las madres en su día. En pastelería, la idea es reinventar la indulgencia a través de recetas creativas de clásicos o hacerlas más saludables, como por ejemplo sin azúcar añadida o veganas, que han tenido un aumento de demanda en este último tiempo”.

Para apoyar esta propuesta, la ejecutiva explica que como marca ponen a nuestra disposición una amplia variedad de productos. “En panadería tenemos Softgrain, una solución lista para su uso, que tiene granos y semillas cocidos y envueltos en masa madre. También O’Tentic, uno de nuestros productos ícono para crear panes rústicos como se hacía antaño. Para pastelería en tanto, en el área “origen vegetal o vegana”, hemos lanzado premezclas de brownie y muffin veggie que no requieren huevo y que se complementan muy bien con nuestra crema 100% vegetal, llamada Ambiante”.

Respecto a los cambios en la demanda por la pandemia, Agnes Abusleme nos comenta que “en Puratos hicimos un estudio de comportamiento del consumidor post pandemia en septiembre del año pasado, y además de la mayor preocupación por la salud y el bienestar, notamos en el consumidor mayor preferencia por el home baking o cocinar en casa, destacando Chile como uno de los principales países del mundo en manifestar esa tendencia. Por eso hemos lanzado la línea Fácil, premezclas de 1 kilo para que el consumidor pueda preparar en casa galletas, muffins y brownies, entre otros”.

Le consultamos si el año 2020, cuando vivimos el primer Día de la Madre en pandemia, advirtieron algún cambio en lo que sus clientes industriales les solicitaron para esta fecha. Nos respondió que “claramente hubo una disminución de las celebraciones, impactando en las ventas de tortas en supermercados, pero que el consumidor suplió de otra forma o preparando sus tortas en casa o consumiendo más online. Como aprendizaje, para esta temporada creo que una buena planificación de la demanda, junto con alternativas de productos online, es fundamental para llegar bien preparados para el Día de la Madre”.

Junto con lo anterior, observaron que se “en muchos casos, en lugar de venderse una torta tradicional para celebrar en familia, creció la venta online de kits de desayuno o kits de celebración vía delivery, ante lo cual la panadería tradicional podría adelantarse y ofrecer este servicio. También notamos una sofisticación en la variedad de panes, ciabatta, baguette, panes rústicos, panes con granos y semillas, etc. Debieran formar parte de la oferta de las panaderías”.

En esta misma línea, la ejecutiva reafirmó que la innovación, reinventarse y la planificación son claves en esta época, porque es muy importante escuchar al consumidor para satisfacerlo mejor. “Siempre cuenten con el apoyo de Puratos para lograrlo”.

BOMBONERÍA Y LÍNEAS MÁS SALUDABLES

Otra de las empresas que respondió a nuestras inquietudes fue Master Martini, a través de Joaquín Zuñiga, su jefe de Marketing. Él explicó que junto a la tradicional torta, que a su juicio no ha perdido protagonismo, una muy buena alternativa a desarrollar este año es la bombonería, que da muchas opciones.

El ejecutivo reconoció que vale la pena tener en cuenta que cada vez hay más personas que prefieren productos bajos en calorías, sin lactosa y veganos. “De hecho, la gente cada vez se preocupa más de su bienestar personal, sobre todo en momentos de pandemia, ya que en general las personas están más sedentarias y realizan menos actividad física; por ende, necesitan

tener una alimentación más saludable”.

Sobre la base de lo anterior, nos dice que también es oportuno desarrollar una línea de productos saludables. “Como mencioné anteriormente, el bienestar personal es algo que es necesario hoy en día, además que cada vez la gente tiene más alérgenos y la mejor solución para esto es innovar en productos de origen orgánico o vegetal. También es necesario que las empresas se preocupen del cliente en cuanto a cómo pueden acceder a los productos y los tiempos de despacho, buscando que sean lo más amigable y rápidos para el comprador”.

Asimismo, Joaquín Zúñiga recomienda a los industriales de nuestro sector “atreverse a cambiar a cremas vegetales, tales como una Decor Up o Bravo Crem, donde el rendimiento es mejor que en las cremas lácteas. Las utilizamos para todo tipo de preparación en pastelería. Por otro lado, están las materias grasas vegetales, como nuestra manteca Vita Bake, las cuales utilizamos para preparación de panadería francesa principalmente (baguete, rositas, marraquetas)”.

Adicionalmente destacó su línea de bebidas vegetales Orasi, las cuales vienen fortificadas con vitaminas y calcio. “Éstas se pueden utilizar para consumir como una leche tradicional o para hacer preparaciones tanto dulces como saladas”.

Finalmente el ejecutivo agregó que como en esta fecha se consumen más cremas a nivel nacional, para aumentar las ventas se debería ver productos “con menos cantidades de azúcar e idealmente reemplazarla con el dulzor de frutas naturales o la incorporación de semillas. Por otro lado, se pueden hacer preparaciones con bebidas vegetales, tales como una tarta de coco con una base de frutos del bosque o una tarta de almendra con frutos secos”.

Las primeras celebraciones del Día de la Madre datan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la progenitora de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Posteriormente los romanos llamaron a esta celebración Hilaria, cuando la adquirieron los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

Luego los católicos transformaron estas fiestas para honrar a la Virgen María, conmemorando el 8 de diciembre, el día de la Inmaculada Concepción. En Inglaterra, hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres.

En 1870 la poetisa y activista Julia Ward Howe, escribió la Proclamación del Día de la Madre, un apasionado llamado a la paz y el desarme. Tres años después, mujeres en 18 ciudades estadounidenses efectuaron una reunión del Día de la Madre.

El 12 de mayo de 1907 -dos años después de la muerte de su madre- Ana Jervis quiso conmemorar el fallecimiento y organizó un Día de la Madre para hacerlo. A partir de ese momento encabezó una activa campaña que fue extendiéndose a todo el territorio de los EEUU. 7 años después, se declaró el Día de la Madre como el segundo domingo de mayo. Así fue gestado este día internacional, el que posteriormente fue encontrando eco en otros países.

En nuestro territorio, los registros más antiguos datan de 1940. Recién en 1977 el Día de la Madre se volvió oficial y quedó registrado en octubre. En la década de los 80', el comercio lo trasladó al segundo domingo de mayo.

3 vistas0 comentarios