Ha pasado a ser una herramienta de marketing muy usada a través de las redes.


Desde la antigüedad, el hombre siempre ha buscado la manera de transmitir saberes, conocimientos y técnicas preservando la memoria individual y colectiva. De esta manera, ha apelado a una diversidad de recursos y herramientas a su alcance:

  • Las expresiones gráficas en general: Pinturas rupestres, jeroglíficos o grabados.

  • Diversas formas orales y escritas: Tratados, historias, mitos y cuentos son o han sido usados para entretener, pero también para enseñar y aleccionar.

  • La música: Las canciones en muchas de las culturas de la antigüedad e incluso en algunas actuales, tienen que ver con aprendizaje de oficios y técnicas.

El storytelling o arte de contar historias, es una de esas técnicas que sigue estando hoy más vigente que nunca. Y no sólo en esos relatos aleccionadores que nos transmiten los abuelos, sino que también ha pasado a ser una herramienta de marketing muy usada a través de las redes.


¿QUÉ ES?

En primer lugar se dice que es el acto de transmitir contenidos mediante la narración de historias, usando como principal recurso la palabra y todo su repertorio estilístico-retórico: Tonos de voz, pausas, silencios, énfasis, metáforas, comparaciones, exageraciones, onomatopeyas, imitación de sonidos de animales y objetos. También se pueden incorporar elementos del lenguaje corporal (kinésico y gestual), así como otros elementos visuales (dibujos, gráficos) e incluso materiales (objetos).


En segundo lugar, se le reconoce como una técnica utilizada en diversas áreas, tales como la pedagogía, la publicidad y la política. Con la misma se puede presentar una situación para facilitar su comprensión, exponiendo diversos aspectos y hasta humanizando el aprendizaje del concepto.


Por otra parte, los políticos usan abundantemente el storytelling, tanto para matizar sus largos discursos y hacerlos más entretenidos y asequibles a la audiencia, como para exponer diversas cualidades de ellos mismos, lo que los haría idóneos para ser elegidos en algún cargo. De esta manera, el político logra una mejor conexión emocional con sus seguidores, generando un ánimo favorable entre estos.


Por último, el storytelling es un recurso o una estrategia utilizada en el marketing y la publicidad, con fines similares a los antes descritos; es decir, para presentar de una manera que resulte convincente las diversas cualidades, no ya de un político, sino de un producto, un bien, un servicio o de un profesional o especialista de un área en particular, creando de este modo una atmósfera favorable entre la audiencia que constituye a sus potenciales clientes.


USO EN MARKETING


En marketing y publicidad se usa el storytelling de manera escrita, aunque también y preferentemente se hace de manera oral; por ejemplo, a través de un video que es un testimonio en el que una persona (un usuario o cliente satisfecho) expone cuál ha sido su experiencia con el producto o servicio. Este relato permite crear una conexión más vivencial con los usuarios, favoreciendo la recepción del mensaje que se desea transmitir. Así, los clientes pueden conectarse con la experiencia de la persona que narra y sentirse identificados con la misma y con sus necesidades.


En las páginas web de muchas organizaciones y, más particularmente, en sus redes sociales, abundan ejemplos de la utilización de esta clase de recursos, donde una persona narra una historia que por lo general está segmentada en tres momentos (al igual que todos los relatos), con un inicio, un desarrollo y un desenlace:

  • Un antes: Momento en que se explica la situación-problema en que se encontraba sumergida la persona, la que habiendo agotado diversos recursos, se sentía emocionalmente frustrada.

  • El contacto: Cómo supo del producto o servicio, cómo lo conoció y comenzó a usarlo.

  • El después: Cómo se logró solucionar la situación o problema que se presentaba antes.

  • La conclusión: Transmisión de la satisfacción de la experiencia y recomendación a otros de los usos del producto o servicio, destacando los valores de la marca.

Es algo así de sencillo y no tiene que ser excesivamente largo. Puede durar de uno a cinco minutos. Incluso el storytelling puede formar parte de un segmento mayor, como un inciso dentro de un video.


VENTAJAS QUE PROPORCIONA

Humaniza las RRSS (redes sociales) y los medios digitales en general, enfatizando que lo más importante es la persona.


Los clientes potenciales podrían conocerlo más en lo personal, así como a sus servicios y productos.


Muestra en parte lo que hace (servicios que brinda, en qué se especializa), pero también quién es: Humano, accesible, abierto, comunicador, empático, asertivo. Lo mejor es que no lo muestra con sus palabras, sino con el testimonio de otros.


Nada convence más que un cliente satisfecho: Según diversos estudios, más del 90% de los consumidores confían en el testimonio de otros y más si sienten que estos son como ellos.


Es como la publicidad de boca en boca, pero a través de las redes; de esta manera, se hace más personal y cercana la comunicación y, por lo tanto, es más efectiva.


Con el storytelling puede contar usted mismo su historia, inicios, el camino que ha recorrido para llegar a donde está; puede decir quién es, lo que piensa y lo que sueña. Así verán su lado humano y confiarán en usted. Pero no debe olvidar mostrarse también como un profesional experto, porque más que un amigo, también necesitan alguien que sepa lo que hace y les entregue soluciones efectivas.


Autor: Andrés Luco. Fuente: Business Consulting.

0 vistas0 comentarios