top of page
GRAFICA SE BUSCA LMM_2024_1080x1080.jpg

Espacio Food & Service 2023


Se viene un gran

PABELLÓN DEL PAN 2023


Una de las personas que más sabe de ferias en el país es Andrés Ilabaca, creador y director de Food & Service, evento que este año realizará su undécima versión y que ha sido tan exitoso que ya tiene vendido cerca de del 85% de sus espacios para la cita del mes de septiembre.

Este encuentro especializado, que se realiza en el Centro de Eventos Espacio Riesco, ha mantenido un crecimiento sostenido en actividades y en la cantidad de asistentes. De hecho, en el 2022 superaron los 25 mil visitantes en sus 23 mil metros cuadrados de exposición.

Una de las novedades que se espera concretar este año, es la presencia de dos pabellones del pan. Serán unos 700 metros cuadrados, donde se buscará localizar a todos los sectores más afines a nuestra industria. Ya sean proveedores, representantes del mundo académico, prestadores de servicios y -por su puesto- nuestro gremio.


Este logro se concretará gracias a un trabajo que se está realizando junto a Indupan Santiago. Y, además, se está analizando la posibilidad de sumar a la feria algunas actividades sectoriales. Entre ellas, posiblemente el concurso La Mejor Marraqueta.

Para saber un poco más sobre este evento, así como sobre su visión de la industria alimentaria, conversamos con Andrés Ilabaca, quien es administrador de empresas y lleva unos 40 años ligado a la industria de alimentos.

Trabajó 28 años en Central de Restaurantes. Llegó a ser su director de compras, instancia en la detectó la importancia del relacionamiento entre clientes y proveedores. En esa empresa también encabezó la organización de una feria interna de proveedores de la industria con sus públicos (chef, jefes de operaciones y encargados de logística). El certamen se realizó por 3 años y fue una valiosa experiencia, ya que se generó un relacionamiento periódico que permitió evitar problemas a su gestión.

“Si fallaba uno de los eslabones de la cadena, se ponía en riesgo la entrega de los almuerzos. Teníamos operaciones en prácticamente todo el país. Por ejemplo, en faenas mineras a 2 mil kilómetros de Santiago y a 4 mil metros de altura. Entonces, no había espacio para el error”, dice.

En ese contexto, donde trabajó intensamente por acercar a proveedores y clientes, confirmó los beneficios de estos encuentros. Y fue allí cuando nació la idea de hacer una gran feria masiva.



Food Service 2022. Andrés Ilabaca; Juan Mendiburú, presidente de Indupan A.G.; Rafael Urra, gerente general de Indupan A.G.; Nicolas Guzmán, Asedor de Pan y, José Miguel Cerda, abogado de Indupan A.G.



En el 2011 se cambió de compañía y llegó a Espacio Riesco. Fue entonces cuando comenzó a concretar el proyecto de Food & Service. Partieron con 116 stand, pequeños y controlados. “Con el paso del tiempo ha tenido una evolución bastante sorprendente, porque hemos estado creciendo a razón de 2 dígitos todos los años. Llegamos el 2022 a tener 950 stand”.

Recuerda que 2 a 3 días antes de la feria se levantó la exigencia del uso de las mascarillas. “Lo que fue un acierto, porque una feria de alimentos comiendo con mascarillas y tantas restricciones se hacía bastante compleja. Por otro lado, habían sido dos años muy duros para todas las industrias y para la de los alimentos en particular. Además, como personas eminentemente sociales y sociables, queríamos conversar, oler, catar… en el fondo fue una especie de liberación”.


La Food & Service, señala, es la segunda más importante del sector en Latinoamérica. Sólo después de una en Brasil. “Congrega a todos los actores del rubro alimentario. Importadores, distribuidores de productos, servicios, tecnología, ropa de trabajo, equipamiento gastronómico, aplicaciones, etc. Todos los que son parte de la industria”.

En su opinión, los cambios en el mercado han hecho más urgente concurrir a las ferias, dado que todo ha evolucionado drásticamente en los últimos años. “La pandemia, por ejemplo, aceleró muchas transformaciones que venían en proceso, así que ver las nuevas ofertas en la última versión era una necesidad urgente”, asegura.

En el caso de la industria panadera, los renovados emprendimientos y la nueva forma de vender generaron una demanda por servicios y productos que buscan facilitar la adaptación en el segmento de ventas online y en otros formatos.

Además, Ilabaca indica que todo el mercado siente el impacto de las nuevas exigencias y tendencias de la Economía Circular, la crisis hídrica y la ambiental, el comercio justo, etc. “Todos esos temas han ido derivado en formas distintas de alimentarnos y de abastecernos. Hoy tenemos productos orientados a un público muy diferente, hay otros tipos de familias… están las RRSS que pueden ser muy buenas, pero también hacer un daño no menor… todo esto genera un cambio en la demanda y debe haber una adaptación de la oferta”.


TENDENCIAS

Sobre la base de lo que ha observado en distintas ferias, puntualiza que las industrias deberán ofrecer cada vez más alimentos “ricos, sanos y saludables… A la moda del veganismo y lo orgánico, se sumó la tendencia de los alimentos funcionales. Es decir, que me entreguen lo que quiero para mí (ejemplo, los alimentos y suplementos proteicos). Esto tiene la ventaja de que crea un público sumamente leal, se venden productos que son más caros y la gente los busca porque quiere sentir el placer que les da el comerlos”.

“El poder que tiene el consumidor hoy es muy alto. Nos demandan llevarles los productos a la casa y esto implica desafíos en todos los sentidos (fabricación, formatos más estables, envases, traslados). Nuevamente hay que adaptarse”.

Sostiene que, en la actualidad, uno de los desafíos más fuertes es que la industria de alimentos (y en ella la del pan) tiene que considerar que en el año 2050 más del 50% de la población tendrá sobre 65 años. “Ese público tendrá una cultura distinta, más digitalizada y estará acostumbrado a comer cosas ricas. Tendremos que resolver cómo llegamos a alimentar a 10 mil millones de personas con la misma superficie de tierra, de aguas y los cambios en el clima”.

Para lograrlo, dice, “hay que utilizar tecnología, la Inteligencia artificial, automatizar los procesos, validarlos, incorporar los datos… todos serán elementos que al final del día nos ayudarán a cumplir ese desafío”.

Por eso hace un llamado a pensar en el futuro cercano, porque los próximos veinte años están a la vuelta de la esquina. Y la gente quiere más y mejores productos. “En la industria panadera es muy conveniente contar con un sistema estandarizado para hacer las cosas, de manera tal que de tener un mayor control de todo el proceso. Y para estar al día y encontrar soluciones, la clave son las ferias, un espacio insuperable para realizar estas búsquedas”.

Por último y sobre la presencia en Food & Service del sector panadero, Ilabaca cree que “se da una conexión natural y necesaria, porque este rubro es parte fundamental de la industria alimentaria y puede aportar significativamente en la resolución de los distintos desafíos que hoy plantea el mercado”.


Comments


bottom of page