top of page
FEBRERO_2024_ARTEBIANCA_BAJA.jpg

LARGA VIDA A NUESTRA REVISTA INSTITUCIONAL

Esta es una editorial muy especial y significativa, porque es nada menos que la editorial de la revista N°1000 que edita nuestro gremio. Sin duda, una fecha memorable para un medio de comunicación que, como pocos en el país y en Latinoamérica, tiene el orgullo de seguir publicándose como fiel estandarte de una tradición que iniciaron los primeros dirigentes del sector en el año 1933.



Son más de 90 años de llevar el mensaje de nuestra industria a todos los actores de la panadería nacional y a las autoridades, haciendo eco de las necesidades, logros y expectativas de un rubro que es el eje central de la alimentación en Chile.

Me toca el honor de estar al frente de la revista en este momento tan significativo, que nos llena de satisfacción y nos enaltece por el trabajo que han realizado durante décadas esforzados dirigentes y profesionales para mantener en pie esta valiosa herramienta de difusión. 


Junto con celebrar este relevante hito, quiero invitar a todos los que conformamos la cadena productiva trigo-harina-pan, a cuidar este medio, a fortalecerlo y proyectarlo por mucho tiempo más, así como a plantearnos nuevos desafíos para potenciar su valor editorial y para que nos siga representando como voz autorizada de la noble actividad que desarrollamos.


Creo importante recordar por qué es valioso contar con una revista gremial, partiendo de la base de que desempeña un papel fundamental para identificarnos y validarnos como industria. En ese sentido, nos ayuda a promocionar nuestras iniciativas y a moldear una imagen ante la opinión pública, al mostrar y destacar el impacto positivo que tenemos en la sociedad. 

Adicionalmente, nos permite entregar información especializada que es crucial para mantenerse al día sobre las últimas tendencias, avances e innovaciones. También sirve como plataforma para la creación de comunidades profesionales, facilitando el nacimiento de redes de apoyo donde se pueden compartir experiencias, conocimientos y oportunidades de colaboración.

Una revista gremial, a su vez, nos entrega la posibilidad de divulgar buenas prácticas e identificar estrategias exitosas para mejorar nuestros negocios, además de ser un canal bidireccional para emprender campañas conjuntas con las empresas proveedoras, a fin de mantener la competitividad y sintonizar mejor con los requerimientos del mercado. 

Por último, nos brinda la opción de estar al día en materia de regulaciones, normativas y cambios legislativos que puedan afectarnos, convirtiéndose de paso, en un instrumento para visibilizar y hacer presente ante las autoridades de turno, las urgencias que se deben abordar para adaptarse con éxito a los constantes cambios del actual entorno empresarial.

En síntesis, es una herramienta muy valiosa que contribuye al desarrollo y prosperidad del quehacer panadero y pastelero. Tenemos la misión de resguardar y asegurar su existencia por un largo tiempo. Es tarea de todos y debemos llevarla adelante con pasión y esfuerzo.


Pablo Piwonka Carrasco

Director de PanArte y de Indupan Santiago

bottom of page