En los tiempos actuales, el e-commerce se está considerando ya una actividad esencial, porque se presenta como una solución muy viable para la supervivencia de muchas empresas. “Los canales de compra online son cruciales para mantener la normalidad de la actividad comercial y la estabilidad de la economía, además de garantizar puestos de empleo”, comenta Ariel Vidal, director académico de The Valley, escuela de negocios para la transformación digital.

Resulta ahora imprescindible para las compañías aprovechar sus canales digitales, tanto para comunicarse con sus clientes como para ofrecer sus productos. “Los comercios que hasta ahora se habían dedicado exclusivamente a la venta en tiendas físicas, comienzan a digitalizarse para aparecer en el entorno virtual, además de surgir nuevos emprendimientos de despacho a domicilio”, señala Vidal.

Si bien es cierto que en algunos sectores las compras pueden estar sufriendo descensos, otros ámbitos como la alimentación o la farmacéutica están viviendo el momento de oro de sus e-commerce. De hecho, según datos ofrecidos por la Cámara de Comercio de Santiago, el impacto del Coronavirus ha traído como resultado un aumento del 119% en la venta de productos por internet (datos de la última semana de marzo de 2020). Y entre las categorías que más crecieron durante el mes, destacan tecnología, equipamiento de hogar (particularmente home office) y alimentación.

Se ve entonces cómo de la misma forma en la que, por ejemplo, el teletrabajo impactará en la concepción que tienen las empresas de esta práctica, el cambio de tendencia de los consumidores de comprar online en vez de presencial, también cambiará el paradigma de comercio de cara a futuro. Tal es su impacto, que el Covid-19 puede ser el detonante definitivo de la consolidación del e-commerce en Chile por los siguientes motivos:

  1. Mantener el flujo de la actividad comercial: Ante el cierre de los comercios físicos, gran parte de las empresas se han movido al entorno online, en el que gracias a la tecnología, pueden seguir generando ingresos a través de la venta de productos.

  2. Evitar desperdicios y posibles pérdidas: Debido a la situación de cuarentena y cierre forzado de comercios físicos, el e-commerce se está posicionando como la alternativa más viable para dar salida a los productos perecederos que los diferentes productores y distribuidores tenían en stock.

  3. Puestos de empleo garantizados y activos: En el caso de los supermercados, farmacias o de las empresas de mensajería y reparto a domicilio, gracias a la posibilidad que ofrece el e-commerce de seguir con la actividad regular, los empleos están garantizados e incluso, en algunos casos, ha habido mejoras salariales para todos aquellos que los están ejerciendo durante esta crisis.

  4. Farmacias y supermercados: Los hábitos de compra han cambiado y en el caso de estos rubros, se están registrando ventas mediante sus canales online muy por encima del nivel habitual, quedando claro que la tecnología ha sacado lo mejor del confinamiento y está siendo clave para el abastecimiento de recursos básicos.

  5. Impulso del I+D tecnológico: El auge que está teniendo el canal de tiendas virtuales, está sirviendo para impulsar la innovación entre startups, pymes y grandes empresas que se han dado cuenta que la digitalización no es una opción, sino una obligación. Se ha invertido más en su desarrollo tecnológico y en impulsar iniciativas y acciones de I+D tecnológico.


“Así se hace sumamente importante que, al mismo ritmo que las empresas se digitalizan, los profesionales lo hagan también para estar a la altura y tener las capacidades de gestionar este proceso de transformación, además de adaptarse a los nuevos retos y seguir siendo relevantes en la empresa”, finaliza Vidal.


APLICACIONES

En relación al tema, Rodrigo Aljaro, gerente general de Grupo Gourmet, comenta que “lo que sí se mantendrá y además se potenciara mucho en Chile, es lo que vemos hoy gracias a las APPs, las que ya venían con un fuerte impulso en el tema del delivery. Ahora, al hacer un análisis más global, apreciamos que lo que se está viendo en todas partes, es que el gran ganador de esta crisis es el reparto a domicilio, herramienta que es por lejos la gran vedette del Coronavirus. Los hábitos de consumo asociados a la etapa de confinamiento, apoyados por el e-commerce y el delivery, vivirán claramente un nuevo boom, creciendo por encima de lo que ya estaban experimentando. Además, será importante reestructurar el sistema, ya que hay muchas mejoras que hacer en cuanto al tema tecnológico y el tratamiento de los envíos”

Por otra parte, explica que también se mostrará una tendencia mundial de alimentos aún más sanos, de proveedores más cercanos geográficamente, de mejor tratamiento a las materias primas y de perfeccionamiento de la calidad en lo que se ofrece.

0 vistas0 comentarios

PANARTE © 2020
Revista de panadería y pastelería
en Chile por INDUPAN

Desarrollo de iPan con Pictórica. por amor al pan.  ESCRÍBENOS

Newsletter

​Síguenos