La apertura de operaciones en modernas dependencias para envasar margarinas domésticas, en panes y potes, les permitirá aumentar la producción y mejorar la rentabilidad. El nuevo gerente de ventas, Rodrigo Velásquez, entrega detalles sobre ellas y acerca de los planes de la empresa para el 2021.

Marzo es, para muchas empresas, el verdadero inicio del año. Esto, porque al dejar atrás las vacaciones, todas se enfocan en optimizar la gestión y las ventas. En ese escenario Mylpan, empresa nacional de soluciones cárnicas, cecinas y materias grasas, anuncia dos novedades. La primera es que desde enero cuentan en sus filas con un nuevo gerente de ventas, Rodrigo Velásquez Ríos, y la segunda es la puesta en marcha de una nueva sala de envasado para margarinas domésticas.

El nuevo ejecutivo cuenta con más de 25 años de experiencia en el área comercial, formando equipos de ventas en los mercados retail e industrial. En su trayectoria figura haber ejercido labores en empresas como Soprole, Procarne, Watts y La Trigueña. Es decir, cuenta con amplio conocimiento en el rubro alimentos.

Ingresó a Mylpan el 18 de enero, “con la responsabilidad de liderar la Gerencia de Ventas y con el objetivo de posicionar las diversas marcas de Mylpan en los distintos canales, fortaleciendo las estrategias de segmentación y diversificación, además de diseñar los lineamientos comerciales para la nueva línea de margarinas en potes y panes”.

EL 2020

En conversación con PanArte, explicó que para Mylpan el año 2020 fue “complejo al estar marcado por la pandemia. Eso obligó a estar más atentos a las novedades y la necesidad de adecuarse a los cambios del mercado… Afortunadamente fue posible crecer y, lo más importante, la empresa pudo asegurar todos los puestos de trabajo, sin tener que acogernos a la Ley de Protección del Empleo”.

“El 2020 se diversificaron los esfuerzos en distintas áreas, de modo de aumentar la eficiencia en toda la cadena, con énfasis en logística. Además, se dio especial relevancia a continuar posicionando nuestras marcas”.

Le consultamos sobre qué línea o productos fueron los que obtuvieron una mejor respuesta de la industria panadera y pastelera pyme. Rodrigo Velásquez nos indicó que “sin duda el lanzamiento de nuestras margarinas vegetales, en los distintos formatos de kilo, pan y ahora el 2021 en la nueva línea de potes”.

El gerente de ventas agregó que, para el año en curso, “uno de los objetivos principales es posicionar la línea de potes y panes de la planta de margarinas, con las marcas Mylpan y Doña Nana”.

Respecto de los pilares que se definen para relacionarse con la industria pyme, Rodrigo Velásquez destacó los “lineamientos que –como marca- hemos practicado desde siempre: Nuestro gran servicio y nuestra calidad. Todo avalado por “las certificaciones que hemos implementado en nuestra planta y nuestro mayor orgullo, nuestra marca Mylpan”.

Respecto a la puesta en marcha de sala de envasado de margarinas domésticas, para presentaciones en panes y potes, dijo que ella les permitirá “aumentar la productividad de diseño en 40% y la rentabilidad en 18%”.

ANTECEDENTES

Mylpan se ha caracterizado por realizar permanente inversiones para mejorar sus instalaciones, productos y servicios.

Recordemos, por ejemplo, que en el año 2018 la revista Past & Panhe (predecesora de ésta), destacó que la marca contaba con la más moderna planta de margarinas de Latinoamérica. La puesta en operación de sus instalaciones, junto a tecnología de punta y una renovada flota de vehículos para despacho, le permitieron entregarnos soluciones cárnicas, así como de cecinas y de materias grasas a la medida de las necesidades específicas de los clientes. Es decir, desarrollaron productos o presentaciones acordes a sus requerimientos.

En marzo de ese año (2018), Mylpan puso en operación su nueva planta de margarinas, que posicionó a la compañía con los más altos estándares internacionales en cuanto a la elaboración de materias grasas. Las obras se iniciaron en enero de 2017 y se emplearon cerca de 2 millones de dólares (en infraestructura, tecnología, instalaciones, equipos, desarrollo, ingeniería, etc.).

La planta de Mypan está ubicada en La Pintana, en el mismo terreno donde don Juan Viacava (padre del actual gerente general, Rocco Viacava) inició las operaciones en el 2007. Ello, con la décima parte de lo que hoy constituyen sus dependencias.

Gracias a las nuevas instalaciones y la tecnología adquirida ya en esos años, hoy tienen una capacidad instalada de 5.500 kilos hora. Y esto significó crecer en casi 300% respecto de la capacidad previa a esa mejora.

Adicional a la infraestructura y equipos, Mylpan también mejoró su área logística, renovando su flota de vehículos. Se buscó que la capacidad logística y la de producción vayan de la mano, por lo que aumentaron el tonelaje de los vehículos de reparto. Esto implicó una mayor capacidad de distribución en la ruta entre Arica y Puerto Montt.

Respecto a la planta de margarinas, Rocco Viacava precisó que es “la más moderna de Latinoamérica, según lo ha afirmado la empresa Alemana que participó en el diseño, construcción y puesta en marcha de la planta 100% automatizada. Ellos han asesorado a muchas plantas en distintos países y nos dijeron que tenemos el liderazgo en la región”

HISTORIA

La historia de esta empresa parte con Pietro Viacava, quien llegó a Chile en la primera década del siglo pasado, cuando era sólo un niño. Junto a sus padres escaparon de la Primera Guerra Mundial y se instalaron en Concepción. Él tuvo varios hijos, entre ellos José Viacava, fallecido el año 2018 (abuelo del actual gerente general), quien se instaló en Santiago.

Don José fue un inagotable emprendedor y su veta comercial la heredó su hijo Juan Viacava, por lo que juntos exploraron distintos negocios (restaurantes, fuentes de soda, constructoras, discotecas, etc.). Como no les fue tan bien con estos, junto a su otro hijo, Julio Viacava, abrieron una panadería en San Ramón.

Allí Juan Viacava conoció el rubro de la panificación y la variedad de productos que se requieren para la misma. Entonces, al costado de la panadería colocó una distribuidora de harina (tuvo distribución exclusiva del molino Lucchetti en Santiago). Para optimizar su ruta fue incorporando otros productos, hasta que tomó el giro de productor. Se puso con una pequeña fábrica de mejoradores en la comuna de La Cisterna (en el garaje de su padre).

El paso siguiente fue instalarse en La Pintana, con una gran planta de productos de materia grasa a nivel nacional, que hoy vive su mejor etapa.

3 vistas0 comentarios

PANARTE © 2020
Revista de panadería y pastelería
en Chile por INDUPAN

Desarrollo de iPan con Pictórica. por amor al pan.  ESCRÍBENOS

Newsletter

​Síguenos