top of page
NOV_LESAFRE.jpg

PEDRO VIAL COMBER


Gerente general de Maquipan para Chile y Perú



Es ingeniero civil industrial de la Universidad Católica y MBA de la Universidad de California en Berkeley. En su trayectoria laboral destaca haberse desempeñado en consultoría de estrategia (Booz&Company y Boston Consulting Group) y ejercer en la industria de alimentos (Andes Beverages, emprendimiento de productos de exportación, así como en Marsol). Además, fue miembro del directorio de Silbertec entre 2019 y 2021. Llegó a Marsol en 2019 a liderar el área de M&A; posteriormente estuvo a cargo del área de finanzas corporativas del Grupo, hasta abril de 2022 cuando asumió como gerente general en Maquipan.



¿Cuáles son las tareas que están a su cargo?

Fortalecer la propuesta de valor de Maquipan para llegar con mejores soluciones que permitan el crecimiento y desarrollo de nuestros clientes. Para lograr esto, mi rol es liderar la relación con ellos y orientarlos, junto con encabezar a un tremendo grupo humano, conformado por más de 170 personas, tanto en Chile como en nuestra operación en Perú, en las diferentes áreas de Maquipan: Equipamiento, Servicio Técnico y la Escuela Internacional Artebianca.


¿Cuáles son las metas que se ha fijado en lo personal en este cargo?

Seguir fortaleciendo Maquipan para que las panaderías, pizzerías y pastelerías de nuestro país sigan creciendo a través de una completa oferta de equipamiento, servicios y asesoría. Para ello, estamos potenciando y apostando por diferentes divisiones de la compañía con nuevas e innovadoras soluciones de equipamiento, un servicio técnico más ágil y eficiente, así como con nuevos cursos de capacitación tanto para emprendedores como empresas.



¿Cómo podría describir el mercado actual de las maquinarias de panadería y pastelería en Chile?

Profunda y rápidamente cambiante. Por un lado, los consumidores han modificado sus patrones de consumo, pasando a gran velocidad de “darse gustos en casa” producto de la pandemia y con estímulos fiscales, a tener que ajustarse a un entorno económico complejo con menor crecimiento y mayor inflación. Por otro lado, los panaderos y pasteleros han debido adecuarse a estos patrones de consumo, lo que ha implicado flexibilidad e inversión para sus procesos productivos, de manera de no quedar atrás en términos competitivos. Ante esto, los proveedores de tecnología debemos adaptarnos también con nuevas soluciones enfocadas en productividad, versatilidad y eficiencia.


¿Ha cambiado la demanda de equipamiento después de la pandemia?

Sí claro, durante la pandemia el fenómeno emprendedor fue muy fuerte, por lo que hubo mucho foco en un cierto tipo de equipamiento de menor capacidad. En el último año, lo anterior se ha moderado y el foco ha estado puesto en inversión de equipamiento mayor por parte de los productores tradicionales, que han buscado competitividad a través de economías de escala y eficiencia para mejorar los márgenes. Al mismo tiempo, los clientes han buscado mantener la continuidad operacional, lo cual es clave actualmente para no perder tiempo de producción.


¿Han tenido que adaptar su oferta en algún sentido?

Sí, por supuesto. Maquipan siempre se ha caracterizado por tener una oferta innovadora, enfocada en la eficiencia y productividad mediante la tecnología y la diferenciación. Dado lo anterior y con el alza de los costos en mano de obra y combustibles, hemos incorporado nuevas soluciones para aumentar la productividad y disminuir los costos de producción en panadería, pastelería y pizzería. En esa línea, el monitoreo remoto a través de IoT (internet de las cosas) de nuestros hornos rotatorios, permite no sólo obtener información y reportes de gran valor, sino que también gestionar la operación y recetas de manera centralizada. A su vez, ante las alzas en los costos de los créditos, hemos aumentado nuestras alternativas de financiamiento para apoyar a quienes lo necesiten. Finalmente, hemos desarrollado nuevos productos de mantenimiento que se adecuan a la necesidad de cada cliente para otorgar la continuidad operacional que necesitan, entre los cuales puedo destacar un servicio técnico preventivo que, a través de un registro de funcionamiento de los equipos, nos da la opción de sugerir a nuestros clientes mantenciones y cambios de piezas que permiten anticiparse a eventuales fallas. También un servicio técnico correctivo S.O.S, que proporciona una atención de urgencia en el menor plazo posible y nuestro servicio permanente en el cual hemos establecido un upgrade de instalaciones, puestas en marcha y capacitaciones.


¿Han percibido un aumento en los emprendimientos del sector que compra maquinarias?

Sin duda. La pandemia logró que mucha gente emprendiera en el rubro, ya sea por necesidad o por pasión. Lo anterior lo notamos claramente por el explosivo aumento de cursos y certificaciones en panadería, pastelería y gastronomía en la Escuela Internacional Artebianca, así como en la compra de ciertos “packs de equipamiento” en Maquipan, que han posibilitado a miles de emprendedores montar un negocio en un tiempo muy reducido.


¿Qué es lo que más se vende hoy?

Maquipan ha destacado tradicionalmente por la gran variedad en su mix de hornos y el 2022 no ha sido la excepción. La especialización cada vez mayor de nuestros clientes y la oportunidad de consumo en sus locales, hacen que esta categoría sea la más importante, pues incorpora innovación constante para adaptarse a las necesidades particulares y diversas de cada uno de ellos. Hoy, fuera de la oferta regular de hornos de piso para cocción tradicional, tenemos una variedad de hornos para distintas especialidades, desde la atención en punto de venta hasta las producciones a gran escala. Por otro lado, el desarrollo de soluciones a medida, particularmente enfocadas en la automatización de pastelería es una tendencia al alza, pues soluciona problemas críticos como la decoración, que en la actualidad es muy intensiva en mano de obra.



¿Cómo cree que estará el mercado en 2023?

El mercado del pan, por fortuna, es relativamente estable en términos agregados. Sin embargo, eso no significa que no se generen modificaciones a nivel desagregado. Ante un escenario de bajo crecimiento e inflación por sobre la usual, uno podría esperar que el pan sea una fuente de alimento conveniente en comparación con otros alimentos más costosos, siendo una oportunidad para las líneas tradicionales de esta industria. Por otro lado, “darse gustos en casa” en lugar de salir a comer fuera, también podría implicar una oportunidad para panes con mayor valor agregado, productos de pastelería y pizzas artesanales a través del delivery. Dado lo anterior, el desafío estará en poder ofrecer un mix de productos amplio, que se adecúe a las múltiples necesidades de los consumidores.



¿Qué les diría a quienes no han optado aún por Maquipan y necesitan equipamiento?

Les diría que Maquipan es mucho más que equipamiento y, que conozcan y sean parte de una historia que se ha basado en acompañar a cada cliente en su desarrollo y crecimiento. Para ello, ponemos a disposición nuestro profundo expertise para poder asesorarlos y, así ofrecer una solución que se ajuste exactamente a las necesidades de cada cliente. Lo anterior se aplica a todo tipo de clientes, independiente de su tamaño, procesos productivos y productos. Y no sólo me refiero a equipamiento, sino también a una oferta integral de productos de tecnología, acompañamiento y servicio técnico, capacitaciones y certificaciones profesionales, etc. Este profundo conocimiento, completa oferta y especial vocación por desarrollar a cada cliente panadero, pastelero y pizzero, hace que Maquipan se transforme en un aliado verdaderamente estratégico.


bottom of page