top of page
GRAFICA SE BUSCA LMM_2024_1080x1080.jpg

Semilla: Los sabores ocultos de un pan excepcional



Hace 18 se fundó esta panadería que, a través de la reflexión sobre la transformación del pan, propone redefinir este alimento resaltando su calidad y sabor.


En la esquina de Hamburgo con Ernesto Ansard, en la comuna de Ñuñoa, lo que antes era una casa escondida del barrio, Pía Beckmann y Pablo Valenzuela la transformaron en un espacio único. Y es que la experiencia de Semilla comienza al momento de comprar en un ambiente diseñado meticulosamente, que denota calidad y gran detalle. 

Con vitrinas de opciones pasteleras, refrigeradores con productos frescos y esquinas para las verduras, el salón de ventas contempla además estanterías con atractivos panes de distintos tamaños y colores. 



La especialidad de la panadería es el pan de centeno y el centeno-zapallo-maravilla, elaborado con 95% de harina de centeno integral y 5% de harina de trigo integral de grano entero; fermentado con masa madre e incorporando semillas activas de zapallo y maravillas. 


Dentro de los favoritos de la clientela, nos encontramos con la Hogaza Campesina, un pan con 80% de harina de fuerza y 20% de harina de centeno. También fermentado con masa madre, con granos de trigo y centeno orgánicos, malteados, enteros y/o molidos. A su vez, el Toscano Festival de Aceitunas, un pan de harinas de trigo de media fuerza, con biga de levadura. En él se encuentran mitades de aceitunas sajadas sevillanas y moradas.

Para los amantes del pan de trigo blanco, la Focaccia de la Huerta es un producto único de la casa por su esencial detalle de contener ingredientes de la huerta que cambian todos los días. Las Kankas Bruschetta Tostadas, en tanto, son un mix de tostadas especiales en su esencia, con variedades como queso y nueces.

Con los años de vida y experiencia, Semilla entrega una carta de productos que pareciera no tener fin, ya que igualmente considera una zona dulce que cuenta con una variedad que va desde alfajores hasta tortas veganas, una zona de conservas y aderezos, una despensa a granel, así como suplementos y endulzantes. 

Como nos comenta la pareja de empresarios panaderos, “en estos 18 años de Semilla se ha buscado crear un comercio amable e informado, concientizando a través de la cocina, sobre la importancia de un pan de calidad, el cual conlleva una profunda dedicación y cuidado. Desde esta mirada, todos los días se trabaja por ofrecer lo mejor a los clientes, sin desperdicios y con un compromiso inquebrantable por la excelencia”.


El jardín de Semilla


El antiguo patio de la casa es hoy un jardín que se ha constituido en un lugar sagrado para todo el equipo de la panadería. En éste se disfruta de un espacio verde para el descanso, con gran vegetación a causa del trabajo y dedicación de Pablo. En este oasis florecen las plantas que se utilizan para la pastelería, creando así productos de increíbles sabores con únicos detalles. 


Pero la historia de Pía y Pablo trasciende más allá de los productos horneados. Semilla es una vida de esfuerzo, educación, cuidado y calidad. Cada pan, cada torta y cada rincón de este lugar especial, cuenta el viaje de una pareja que ha convertido su pasión por el pan en un legado duradero. “Semilla no es sólo una panadería, es un testimonio vivo de la dedicación y amor por la autenticidad en cada bocado”, nos indican.


De esta manera, mientras los aromas de los panes recién horneados llenan el aire de un sector ñuñoino que disfruta con cada delicia que Semilla tiene para ofrecer, queda en evidencia que esta panadería es mucho más que un espacio para aquietar el apetito. Se trata de un lugar donde la tradición se encuentra con el ingenio y cada producto lleva consigo un sello inigualable de una pareja que, con una gran responsabilidad y esfuerzo, ha hecho del pan más que un alimento, una experiencia memorable.


Dirección: Hamburgo 1035, Ñuñoa.

Teléfono: +569 75713152

Horario: Lunes a sábado de 09:30 a 20:30 horas.

Instagram: @Pansemilla



Comentarios


bottom of page