Si usted tiene una pyme existen diversas situaciones en las que necesitará de servicios legales. Esto, para evitar problemas que puedan poner en riesgo la existencia de su empresa.


A continuación detallamos 6 de los principales motivos por los que una pyme podría necesitar un abogado:


1. Pyme familiar, posible fuente de problemas

Según los datos de la Segunda Radiografía de la Empresa Familiar en Chile, realizada por Asociación de Empresas Familiares (AEF) en 2019, el 48,3% de las firmas nacionales son de este tipo.


Evitar la presencia de conflictos entre socios es algo que marca el éxito de una pyme y al mismo tiempo evita contaminar las relaciones entre los parientes.


Cuando una familia es la propietaria de una empresa, sean padres e hijos o un matrimonio, los conflictos en la vida personal pueden afectar la labor empresarial. Y eso se debe tener en cuenta.


Al contratar un abogado, éste deberá asumir el rol de mediador entre las partes y, en caso de conflictos, evitará arbitrajes en tribunales. Así la relación personal no afectará el correcto funcionamiento de la pyme y la empresa no interferirá con la armonía familiar.


2. Buena relación con clientes y proveedores

Para tener una pyme exitosa debe existir una óptima relación con los proveedores y clientes. Sin embargo, establecer acuerdos no siempre es fácil.


Con un abogado podrá lograr alianzas que reconozcan los derechos y deberes de una empresa, proveedores y clientes. De esa forma podrá prevenir cualquier riesgo y además tendrá una mejor relación al transparentar esta información.


3. Contratación de nuevos trabajadores

Una pyme, sea cual sea, genera empleo. Si quiere tener relaciones laborales sanas, debe contar con asistencia legal para prevenir cualquier situación que afecte la productividad de su pyme.


Con una asesoría legal podrá elaborar contratos en que se estipulen los derechos y obligaciones, tanto del empleador como del trabajador.


No ser consciente de esta necesidad y responsabilidad, puede llevarle a actuar contrariamente a lo estipulado en el Código del Trabajo, exponiendo a su pyme a diversas sanciones legales. Más aún hoy que enfrentamos nuevas obligaciones en torno a la necesidad de tener registros online de los contratos, así como también de las liquidaciones de sueldos.


4. Demandas laborales

Si bien siempre es recomendable evitar llegar a esta situación, muchas veces es inevitable. En caso de demandas efectuadas por ex trabajadores o trabajadores, debe contar con asesoría legal.


Un abogado especializado en derecho laboral podrá reunir toda la información concerniente a la demanda. Además, será quien respalde y represente a la pyme en tribunales.


Es muy alto el riesgo para cualquier pyme de perder una demanda.


5. Resguardo de los activos

Los activos empresariales son diversos y algunos de ellos son irremplazables. Por ende, contar con servicio legal le permitirá protegerlos.


Cuando se habla de activos, se trata tanto de los industriales como de los intelectuales. Por ejemplo, marca comercial, infraestructura, maquinaria, nombre de dominio, licencias, patentes, entre otros.


6. Orden interno

Son diversas las situaciones en las que se solicitará a una empresa la documentación legal. Si quiere evitar el desorden en esta área, es esencial contar con un abogado.


Ya sea para capitalizarla, venderla, fusionarla o simplemente por una fiscalización, tener asistencia en este ámbito servirá para mantener en regla todo lo referente a los documentos legales. Así podrá salir airoso de cualquier situación.


Estas son sólo algunas situaciones en las que las empresas necesitan asistencia legal. Y si bien contar con un abogado significa un gasto, es necesaria su evaluación si quiere prevenir, mitigar o reaccionar ante cualquier situación jurídica.


Fuente: Diario de Concepción.

1 visualización0 comentarios