top of page
FEBRERO_2024_ARTEBIANCA_BAJA.jpg

Subiendo a las pymes al barco exportador


No es un misterio que las pequeñas y medianas empresas (pymes) son uno de los principales motores de la economía nacional, generando casi el 70% de los empleos en Chile, impulsando soluciones innovadoras a problemas globales e impactando fuertemente en el desarrollo de las economías regionales de nuestro país.

Este auspicioso panorama contrasta con lo que sucede en la internacionalización de las pymes chilenas. De las 7.700 empresas nacionales que vendieron sus bienes y servicios al mundo, sólo 2.700 son pymes. Si bien estas pymes exportadoras (pymex) registraron envíos por USD 1.800 millones en bienes y servicios no cobre y aportaron con casi 49 mil empleos, sólo representan el 3,7% del valor total exportado por el país.

En ProChile queremos que sean uno de los focos importantes en nuestra gestión. ¿Por qué apoyar a nuestras pymes? En un escenario económico altamente dinámico y volátil, son estas empresas las que más pueden aprovechar las ventajas del comercio internacional, exportando un mayor volumen de productos y servicios con alto valor agregado.

En este desafío -que trabajaremos en una estrategia coordinada con el sector privado y otras entidades públicas- queremos buscar y subir al barco exportador a las pymes no exportadoras con real potencial, como también a las empresas exportadoras intermitentes e incipientes, para que exporten de forma continua.

En 2022, ProChile trabajó con 1.197 pymex, que representan el 44% de estas empresas a nivel nacional. Eso quiere decir que aún queda un porcentaje considerable de empresas a las cuales podemos incentivar para que inicien su proceso de internacionalización, apoyadas por nuestras oficinas regionales en conexión con nuestras más de 50 oficinas en los principales mercados del mundo.

Asimismo, hemos detectado que existe un gran número de pymex intermitentes e incipientes. De hecho, el 44% de las empresas que exportaron en 2022 caen en esta categoría; es decir, exportaron sólo una vez en los últimos 3 años, porcentaje que se ha mantenido estable desde 2019, alcanzando en promedio unas 2.600 empresas. Esto da cuenta de la fragilidad de la continuidad exportadora, por lo que nuestra meta es ayudarlas a que sus ventas al exterior sean constantes y a que puedan diversificar mercados.

Sobre las pymes no exportadoras con real potencial, estamos convencidos de trabajar con el sector privado, en especial con las asociaciones gremiales de sectores -como lo es INDUPAN- para encontrar esas empresas que tienen una oferta exportable de alto valor agregado y pueden iniciar su internacionalización con apoyo nuestro.

Otro acento que queremos poner es en los proveedores de las industrias exportadoras consolidadas, las cuales son generalmente pymes. Hoy tenemos alrededor de mil de estas empresas detectadas, que están proveyendo bienes y servicios a nuestros grandes exportadores en áreas como la frutícola, vitivinícola, acuícola, minera y forestal.

Queremos -colaborando fuertemente con las asociaciones exportadoras- que estas empresas se vinculen con grandes compañías ya no sólo en Chile, sino que en mercados como Colombia, Perú o incluso Europa.

El próximo año ProChile cumplirá 5 décadas generando conexiones entre las empresas chilenas y el mundo, ayudando a abrir espacios de relaciones y negocios que han instalado a los bienes y servicios nacionales como alternativas atractivas en los más diversos mercados. Qué mejor que celebrar este medio siglo aportando directamente a que empresarios y empresarias sigan creciendo. No son sólo ellos quienes estarán saliendo al mundo, sino también todas y todos, porque somos Chile exportando.


bottom of page