El Día del Amor es una fecha muy esperada por varios. Y no estamos hablando de las parejas y los enamorados, sino por el comercio. Claro, porque indiscutiblemente se impulsan las ventas en todos los sectores, ya que muchos buscan celebrar entregando un obsequio especial.

¿Cuánto gastamos los chilenos? Según una encuesta realizada antes del San Valentín 2020 por Picodi.com, destinamos un promedio de $44.423 en regalos. Los hombres llegan a $55.764, mientras que las mujeres alcanzan los $30.345. De acuerdo a este estudio, el negocio de las flores es el que se ve más revolucionado por esta conmemoración y lleva la delantera en esta celebración.

La empresa Rosalinda, por ejemplo, reconoció que sus ventas experimentan un alza de 500% en San Valentín y con esto llegan al límite en su capacidad de reparto.

En nuestra industria se dice que es la segunda fecha más importante para las pastelerías tradicionales, después del Día de la Madre. Y es que muchos ven en sus productos una alternativa muy atractiva de regalo. Más aún si visualizan en los locales propuestas especiales para la ocasión y estos se preocupan de adornar las vitrinas en los días previos para motivar los pedidos especiales de tortas, pasteles y chocolates.

Indudablemente estos últimos son los más solicitados, ya que en nuestra industria, en el retail y en las empresas especializadas, las ventas se multiplican. Por eso, es del todo recomendable en esta etapa incursionar con productos para la ocasión y, junto con ello, explorar con envases especiales y motivos ad hoc.

Según los datos mencionados, marcas de chocolates finos estiman que sus ventas aumentan hasta en 45% en estos días, en relación a un mes normal, y que este crecimiento comienza a reflejarse dos semanas antes del día 14 de febrero.

Desde Varsovienne proyectan que este año la línea "Enamorados" crezca 40% respecto al año anterior, ya que caerían las invitaciones a restaurantes y muchos tendrían que buscar más de estos regalos.

Recordemos además, el fanatismo de los chilenos por el chocolate. Según Euromonitor, en el país se consumen 2,1 kilos per cápita de este producto al año, uno de los registros más altos de Sudamérica y, por segmento, los chocolates premium aumentan a una tasa del 25% en volumen.

Entre los chilenos se ha incorporado una tendencia en la que están optando por comprar chocolates de mejor calidad por sobre la cantidad, lo que dice que la categoría premium sigue creciendo enormemente, advierten desde de chocolates belgas, Damien Mercier.

Si bien como industria pyme no aspiramos a llegar a ventas masivas en este nicho, es un hecho que hay un mercado muy importante para abordar en este mes. Y sólo debemos aprovechar la oportunidad.

Pero no consideremos al chocolate sólo como producto final, sino como insumo, ya que de esta forma es uno de los productos estrellas de la fecha, así que hay que explorar todas sus posibilidades.

TORTAS Y PASTELES

Otras de las líneas que debemos desarrollar con imaginación para esta fecha, ya sea con chocolate, como con otros ingredientes, son las tortas y pasteles. Estos permiten un sinfín de oportunidades. Y los formatos, diseños, sabores, consistencias e insumos, son las herramientas con las que se puede conquistar a distintos tipos de públicos y necesidades.

A las modalidades tradicionalmente exitosas de estos ricos productos de pastelería, se pueden añadir nuevas tendencias. Entre ellas, los productos light o sin azúcar añadida, así como los exentos de gluten y de lactosa. Además los veganos, que en los últimos años han ganado cierto nivel de popularidad entre las nuevas generaciones.

Por todo lo anterior, cabe destacar que la industria proveedora local ha puesto a disposición del sector panadero-pastelero, diversas alternativas de insumos para elaborar todo tipo de pastelería tradicional y especial.


Historia de esta celebración

El Día del Amor es una celebración tradicional, que ha sido asimilada por la Iglesia católica con la designación de san Valentín como patrono de los enamorados. Se hizo popular en muchos países, especialmente entre los anglosajones, expandiéndose a otros lugares a partir del siglo XX. Es principalmente el día en que las parejas de enamorados expresan su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de febrero, onomástico de san Valentín. En algunas naciones se conoce como Día de los Enamorados y en otras como Día del Amor y la Amistad.

Antecedentes remotos

Durante la antigüedad se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. En esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que ese ritual les otorgaba fertilidad.

Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasio I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de san Valentín. En 1382, el escritor inglés Geoffrey Chaucer, redactó un poema titulado Parlamento de los Pájaros, en el que se menciona por primera vez el Día de San Valentín como una fecha festiva para los enamorados. A partir del poema de Chaucer, se comenzó a considerar este día como dedicado al amor. 18 años más tarde, el rey Carlos VI de Francia creó la Corte del Amor, mediante la cual el primer domingo de cada mes y durante el Día de San Valentín, se efectuaban una serie de competencias en las que los participantes intentaban conseguir pareja entre las doncellas cortesanas.

En 1416, el duque francés Carlos de Orleans, tras haber sido capturado en la batalla de Azincourt y encerrado en la Torre de Londres, escribió una carta de San Valentín a su esposa Bonne de Armagnac (la más antigua conservada en la actualidad). A partir del siglo XV, la celebración como Día de los Enamorados se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña. Con el paso del tiempo, esta festividad se fue poniendo de moda en otras partes de Europa, como Alemania e Italia. También a partir del siglo XV, se hizo costumbre escribir poemas o Valentinas entre los enamorados.

Desde principios del siglo XIX, comenzó en Gran Bretaña la comercialización de esta fiesta con la fabricación masiva de tarjetas genéricas, con frases hechas y adornos. En Angloamérica en tanto, hacia 1842 Esther Ángel Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín, conocidas como «Valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. Además, se hizo común regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un afecto especial.

El Día del Amor es típicamente occidental, pues se remonta a la Europa germánica (incluido el actual Reino Unido), desde donde pasaría a los Estados Unidos y de allí a gran parte del mundo, extendiéndose hoy a naciones como China, Japón y Taiwán. Sin embargo, existen otras teorías para explicar su nacimiento. Y una de ellas hace alusión a que en los países nórdicos, durante estas fechas es cuando se emparejan y aparean los pájaros, lo cual implicaría que este periodo sea visto como un símbolo de amor y creación.

4 vistas0 comentarios

PANARTE © 2020
Revista de panadería y pastelería
en Chile por INDUPAN

Desarrollo de iPan con Pictórica. por amor al pan.  ESCRÍBENOS

Newsletter

​Síguenos