Escribo estas líneas a pocos días de que se eligiera a Gabriel Boric como el próximo Presidente de Chile. Y sólo quiero desearle el mejor de los éxitos en favor de nuestro bello país.


No obstante, debo manifestar también la preocupación de nuestro sector y de muchas pymes en torno a algunas medidas anunciadas en el marco de su campaña, como el aumento del sueldo mínimo a 500 mil pesos y la disminución de la jornada laboral a 40 horas.


Esto, como ya lo hemos dicho, va en la línea de poner cada vez más exigencias a industrias que no tienen las mismas espaldas económicas que las grandes empresas para adsorber nuevos aumentos en los gastos.


Hoy vivimos días complejos con el incremento en los costos de producción (harina, gas y petróleo, entre otros) y nos genera gran incertidumbre pensar en estos y otros cambios anunciados.


En la edición de noviembre de 2020 de esta revista, el entonces candidato Gabriel Boric dijo que quería “ser el gobierno de las Mipymes”, apuntando a entender la diversidad de los problemas que enfrentamos. Es más, señaló que deseaban “abordarlos uno a uno”.


Entre otras cosas, indicó que se preocuparía “especialmente del acceso a la liquidez a través de instrumentos que sean eficaces según las necesidades de la empresa” y agregó que “los mecanismos de financiamiento deben pensarse en consideración de las necesidades de cada emprendimiento, pero también de las condiciones de acceso al crédito. A su vez tenemos varias propuestas de medidas tributarias especiales, que permitirán alivios en el pago del IVA y que podrían también apuntalar la liquidez tan necesaria”, puntualizó.


“Mejoraremos la participación de pymes y cooperativas en compras públicas en todos sus niveles; también tenemos un plan de transformación digital para cerrar las brechas en esa área; trabajaremos coordinadamente con la red de centros de formación técnica estatales para generar cooperación, formación y capacitación a pymes y cooperativas. Asimismo trabajaremos para abordar muchas de las problemáticas de las Mipymes sobre financiamiento e innovación. Crearemos el Banco del Desarrollo para potenciar estratégicamente las necesidades del sector”, manifestó.


Sobre los temas que nos preocupan y mencioné al inicio, el Presidente electo indicó que estudiará “subsidios directos para que la aplicación de reformas laborales, como las 40 horas y el aumento del salario mínimo, no tengan un impacto negativo en el desempeño económico de las Mipymes”.


Ojalá podamos ver un Gobierno que proteja a las pymes, en el entendido de que ellas no sólo implican una empresa que busca el lucro, sino que generan alrededor del 34% del empleo en Chile y tiene un rol determinante en el crecimiento del país.


Pablo Piwonka Carrasco

Director

15 visualizaciones0 comentarios