Ingredientes para la masa madre


  • ½ cucharadita de levadura seca.

  • 150 ml de agua.

  • 125 gramos de harina de fuerza.

  • Para la masa

  • 1 ½ cucharadita de levadura seca.

  • 175 ml de agua.

  • 375 gramos de harina de fuerza.

  • 1 ½ cucharadita de sal.

  • 3 cucharadas de aceite de oliva.

Para el acabado


  • 3 cebollas rojas, cortadas en 8 cuñas.

  • 200 gramos de queso gruyere rallado.

  • 2 cucharaditas de tomillo fresco.

  • 4 cucharadas de aceite de oliva.

  • 1 cucharadita de sal gorda/ gruesa.

INSTRUCCIONES


  1. Preparar la masa madre. Esparcir la levadura en agua. Dejar durante 5 minutos y revolver para que se disuelva. Añadir harina y mezclar para formar una pasta espesa. Tapar con un paño de cocina y dejar fermentar a temperatura ambiente por lo menos 12 horas (hasta un máximo de 36), hasta que se forme una pasta floja y burbujeante.

  2. Para hacer la masa, esparcir la levadura en un tazón con 100 ml de agua. Dejar durante 5 minutos y revolver para que se disuelva. Mezclar la harina y la sal en un recipiente grande. Hacer un hoyo en el centro de la harina. Verter el agua con levadura, el aceite de oliva y la masa madre.

  3. Mezclar con la harina. Añadir revolviendo el resto del agua para formar una masa blanda y pegajosa. Añadir más agua, 1 cucharada a la vez, si fuera necesario.

  4. Volcar sobre una superficie enharinada. Amasar durante 10 minutos, hasta que la masa quede homogénea, tersa y elástica.

  5. Poner la masa en un recipiente limpio, ligeramente aceitado y tapar con un paño de cocina. Dejar leudar entre 1 ½ y 2 horas, hasta que duplique su tamaño. Después dejar en reposo durante unos 10 minutos.

  6. Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada para formar un círculo de 24 cms de diámetro.

  7. Poner la masa sobre una placa de hornear aceitada y tapar con un paño de cocina. Dejar leudar aproximadamente durante 30 minutos, hasta que duplique su tamaño.

  8. Para hacer el acabado. Apretar suavemente la masa con la punta de los dedos, haciendo marcas de aproximadamente 1 cm de profundidad. Esparcir una capa uniforme de trozos de cebolla y queso gruyere; luego el tomillo, el aceite y la sal.

  9. Llevar a horno previamente calentado y dejar por 30 minutos, hasta que el pan se hinche y el acabado tenga un aspecto crujiente. Dejar enfriar ligeramente sobre una rejilla de alambre. Cortar en raciones y servir aún caliente.

4 vistas0 comentarios